terça-feira, 29 de abril de 2014

Dia Internacional dos Museus 2014 - “Museus: as coleções criam conexões”(


O tema proposto pelo ICOM Internacional para as comemorações do Dia Internacional dos Museus 2014, “Museus: coleções criam conexões” recorda-nos que estes espaços são instituições vivas que ajudam a criar laços entre visitantes, gerações e culturas em todo o mundo. O Museu é uma instituição que preserva e comunica o passado, mas que se enraíza no presente, adaptando as suas formas de comunicação e mediação com os públicos para responder às necessidades do mundo contemporâneo. Cria uma ponte entre gerações porque possibilita que as comunidades do presente e as do futuro compreendam melhor as suas origens e a sua história.

Como habitualmente, a Direção-Geral do Património Cultural vai participar ativamente na organização do Dia Internacional dos Museus, 18 de Maio, e da Noite Europeia dos Museus, 17 de Maio, dinamizando um conjunto variado de atividades e iniciativas nos seus museus e palácios nacionais, articulando também a celebração destas datas com os espaços museológicos integrados na Rede Portuguesa de Museus.
 
fonte:http://www.nauticapress.com/modules/news/article.php?storyid=3116
netweaver @edisonmariotti on twitter - #edisonmariotti
 
 

Museu de Ideias

O projeto Museus de Ideias promove, nesta terça-feira (29), às 14h, a primeira palestra de 2014. A exposição, que será feita pela historiadora da arte e curadora do Museu da Chácara do Céu, Anna Paola Baptista, abordará o tema “Colecionismo na arte: um relato de sua história e perspectivas brasileiras”. A iniciativa é promovida pelo Museu de Astronomias e Ciências Afins (Mast/MCTI).
Para mais informações sobre o evento, entre em contato pelo telefone (21) 3970-1198 ou pelos endereços eletrônicos fernanda.castro@museus.gov.br e atendimento@mast.br 

Vale-Cultura começa a ser aceito nos museus Ibram

Trinta unidades vinculadas ao Instituto Brasileiro de Museus no País vão conceder entrada gratuita aos beneficiários do programa



Museu da Chácara do Céu – Rio de Janeiro (RJ)

As 30 unidades museológicas vinculadas ao Instituto Brasileiro de Museus (Ibram)concederão entrada gratuita aos trabalhadores credenciados junto ao Programa de Cultura do Trabalhador (Vale-Cultura), do Ministério da Cultura (MinC).

Segundo previsto pela portaria, será franqueada a entrada, mediante apresentação do cartão magnético do Programa Vale-Cultura, a cada usuário credenciado e até dois acompanhantes por visitação às unidades da rede Ibram – que incluem alguns dos museus brasileiros com maior visitação. A medida já está em vigor desde a data de sua publicação.

Os museus garantirão a gratuidade para estudantes do curso de Museologia, membros do Conselho Internacional de Museus (ICOM), museólogos e funcionários do Ibram, devidamente identificados com carteiras funcionais ou outro documento comprobatório, e demais casos descritos na legislação vigente.

fonte:http://www.brasil.gov.br/cultura/2014/04/vale-cultura-comeca-a-ser-aceito-nos-museus-ibram

EL PROYECTO DE EXPOSICIÓN

Una exposición es el producto de un intenso trabajo de investigación y análisis metódico, un exhaustivo estudio del objetivo didáctico, y todo esto, con la ayuda de un diseño innovador, se transformará en un proyecto memorable. El proyecto deberá mostrar al público, en el ámbito elegido para su muestra, una propuesta didáctica que tenga un principio y un fin, es decir, que responda a un guión de contenidos bajo el orden de la cronología. Se pueden establecer otro tipo de líneas argumentales para el contenido, sobre todo en lo referente al arte, ya que este último contenido también puede verse influido por el espacio de la exposición. y nos obligará a atender un orden por tamaños, entre otras cosas.


 En cualquier caso, el proyecto de una exposición es el punto de partida para el proceso de diseño. Es la culminación de la primera etapa del trabajo de una exposición, el resultado del diálogo entre el conservador y el diseñador, el resultado de la valoración, la discusión y el acuerdo alcanzado entre todas las partes implicadas.


Todo proyecto de exposiciones, por muy diferentes que san unas de otras, responden a una misma planificación del proceso de creación y desarrollo

El diseño del proyecto de exposición tiene varias funciones, la más importante es la definir el objetivo de la exposición, generar el guión expositivo. La segunda función del proyecto es la de aclarar ideas y generar propuestas firmes para la toma de decisiones de todos y cada uno de los profesionales implicados en el proyecto. Este desarrollo sirve tanto al diseñador como al conservador de la exposición. Los teóricos sobre el papel del conservador dentro del proyecto de la exposición dicen: para elaborar con éxito proyectos dirigidos al diseñador (museógrafo) hay que presuponer un buen número de cuestiones. En primer lugar, una idea precisa sobre la función de las exposiciones en el museo, que en esencia podría ser la de ayudar a los visitantes a comprender el lenguaje del mundo real; en segundo lugar, una idea clara de los papeles que desempeñan el conservador y el diseñador al organizar la exposición; en tercer lugar, el personal de conservación que deberá tener la capacidad de plantear la finalidad, el contenido y el texto de una exposición en su conjunto con antelación para generar un guión que deberá ser presentado al diseñador de una forma que éste pueda visualizar mentalmente.


Son muchas las variables que hay que tener en cuenta en el proceso de creación de una exposición, para ello es clave que el conservador y el diseñador se lleven bien

Una de las preocupaciones que aparecen a este punto en el desarrollo de partida del proceso de creación de la exposición, es el tiempo que hay que invertir en este proceso del trabajo. Es imprescindible generar lo que conocemos comotimming - otro anglicismo, pero es lo que hay -, para tener una fecha de conclusión del proyecto que de paso al trabajo de promoción y publicidad. La reflexión en profundidad sobre el proyecto antes de avanzar en el trabajo de diseño y producción de la exposición es fundamental y sirve para evitar errores de apreciación en el tiempo que va a consumir todo el proceso, y en graves desvíos de presupuesto. Todas las opiniones e los profesionales implicados en el proyecto de la exposición cuentan, son muy importantes en este punto de partida. Obviar alguna de estas opiniones puede generar frustración, resentimiento o desmoralización en miembros del equipo afectados por esta falta de atención. Es cierto que en todo proceso de creación de una exposición hay problemas que no se pueden evitar. Normalmente siempre hay momentos de desencuentro entre el conservador que responde como erudito y el diseñador. El erudito y los aspectos creativos de toda exposición normalmente no se llevan demasiado bien; siempre prometen desencuentros, y es mucho peor cuando el erudito está convencido de llevar un diseñador dentro y que, además, quiere mostrarse. El diseñador debe tener mucha mano izquierda para mantener al erudito en su terreno, sin que haya intromisiones que, finalmente, y como puede ocurrir con facilidad, afecten a la calidad final del diseño expositivo. En una próxima entrada contaremos anécdotas surrealistas protagonizadas por los eruditos, normalmente catedráticos de universidad (la experiencia dicta la historia).


La erudición como imposición es el mayor enemigo del diseño excelente de una exposición

Para terminar, podemos resumir el proceso de creación de la exposición en el siguiente listado de acciones:

1. Se identifica una idea de exposición y se discute de manera informal entre todas las partes implicadas.

2. Tras esa discusión-conversación, se plasman sobre el papel las primeras ideas el concepto bocetado de la exposición o borrador de la propuesta. La información básica habrá de incluir: título provisional; finalidad; tema y contenido; público previsto (perfil del visitante potencial y previsión de afluencia); fechas (importante aquí disponer de timming sobre todo el proceso de desarrollo del proyecto); ubicación y, posiblemente una primera aproximación sobre los costes y sistemas de financiación.

3. Se da a conocer la propuesta entre las partes interesadas e implicadas en el proyecto para pedir sus opiniones (importante no dejarse a nadie al margen).

4. Revisión de la propuesta por parte del consejo asesor de exposiciones del museo, el personal responsable inmediato o de la dirección.

5. Si la propuesta es aceptada, se deberá hacer un estudio de viabilidad que explore la propuesta en profundidad.

6. Una vez aceptado el estudio de viabilidad, se encarga el documento final del proyecto.

7. Cuando el proyecto tenga fecha de inauguración exacta y tengamos el proyecto redactado, hay que ponerse en manos de los estrategas de publicidad para difundir la propuesta entre la opinión pública. Aquí incluimos la realización de un site o minisite y la estrategia de difusión en redes sociales.


La didáctica para todos los públicos es la base fundamental en la que se debe cimentar cualquier buen proyecto expositivo, sea de la naturaleza que sea

Este sería el resumen del proceso básico de creación de una exposición. Los márgenes de variación de este proceso, normalmente, se producen por el perfil personal (personalidad profesional) de los participantes en el proyecto; de la cohesión que se puede disfrutar trabajando en él, o no, en el trabajo en equipo y en la propia naturaleza de la exposición: arte, ciencia, historia, biología, arqueología, paleontología, etc.