Google+ Followers

sexta-feira, 10 de julho de 2015

AGENDAS MUNDI XLIII – MUSEOS DE IRÁN -- · en CULTURA, MUSEO,PATRIMONIO, RELATO, VIAJES. ·

Si tus decisiones sobre viajes pasan por lo que tus amigos y familiares opinen, es probable que nunca visites Irán. Este es un país dónde es imposible escapar de la situación política como tantos otros relacionados con las guerras, tristemente. Pero no vamos a insistir, ya lo mencionamos la semana pasada en Afganistán. La mayoría de los viajeros que decidan ir deberán estar preparados para contestar algunas preguntas previas a la partida sobre su cordura, cuando además la obtención de un visado se convierte en un gran desafío. Eso sí, una vez te encuentres en Irán comprobarás que todo es mucho más fácil que como te lo habían puesto y, a través de la gente que conocerás allí, será una experiencia gratificante aunque es posible también que pases miedo, mucho miedo. Sin embargo, piensa que un viaje a Irán va a cambiar la forma en la que veas esta parte del mundo. Si los viajes son más gratificantes cuando los lugares sorprenden, entonces Irán podría ser el destino más gratificante en la Tierra. Te convertirás en un auténtico Indiana Jones buscando lo poco que hay que ver de los años en que Persia era una gran potencia mundial. Pedro no perdamos la esperanza, aun se puede disfrutar de las bellas cúpulas de color turquesa con azulejos sublimes y minaretes de Naqsh-e Jahan (Imam), la Plaza de Esfahan, el impresionante poder y la belleza de la antigua capital de la aqueménida Persépolis, los callejones de adobe y tejados en Yazd, y la maravillosamente inmensa mezquita-zigurat en Choqa Zanbil, dónde te situarán en los pasos de algunas de las figuras más destacadas de la historia local. Estos aspectos más destacados, junto con las casas de té, los bulliciosos bazares, los desiertos con pinceladas verdes de los oasis históricos y sierras escarpadas, dan a Irán más que su parte justa de los fantásticos lugares que hay que ver.

Sí, fantástico todo lo que decís pero, ¿qué hay de los museos? Pues si os ponéis así habrá que comenzar el viaje…

1. Museo de Persépolis (site de la Universidad de Chicago) | Persépolis


Los estudiosos no parecen ponerse de acuerdo acerca de la función original del edificio que ahora alberga el museo del sitio, al que se accede por una escalera al este de la Tripylon. Algunos creen que fue un harén de consortes y concubinas del rey, pero otros creen que se trataba de una residencia dedicada a ofrecer recibimientos a embajadores (tiene el mismo número de habitaciones como el número de naciones sometidas de aquella época). Restaurado en la década de 1930, hoy alberga el museo y oficinas administrativas. El museo contiene y expone una importante tabla escrita con base de piedra y una serie de artefactos descubiertos durante las excavaciones: vasijas de alabastro, objetos de madera de cedro, lanzas y puntas de flecha. Observad las paredes pulidas del edificio, tienen interés; casi todas las paredes de Persépolis están terminadas bajo esta manufactura, una moda de sus antiguos constructores.



El Museo Nacional de Irán, lleva envejeciendo más de 70 años. Contiene 300.000 piezas en las exposiciones de un área de más de 20.000 metros cuadrados, no siendo sólo el mayor museo de Historia y Arqueología del país, sino que es uno de los pocos museos más prestigiosos de la geografía mundial de los museos en lo que respecta al volumen de lo que queda en sus colecciones, su diversidad y calidad de sus enormes monumentos. En la tradición del museo iraní se considera museo madre de Irán, con el objetivo de preservar las reliquias del pasado para que se puedan transmitir a las siguientes generaciones, potenciando una mejor comprensión entre los pueblos y las naciones del mundo, descubriendo y mostrando vestigios iraníes en la conformación de la cultura y la civilización mundial para tratar así de mejorar el conocimiento público del país. (Nota del museo).

3. Museo Haremsara (sin site) | Persépolis


Se accede al museo por una escalera al este de la Tripylon, el Haremsara es el comienzo de la construcción de Persépolis. A pesar de las representaciones alrededor de la puerta del rey derrotando al mal, los estudiosos sostienen que el lugar del museo era un harén de consortes y concubinas del mismo rey. Restaurado en la década de 1930, en la actualidad alberga el museo y sus oficinas administrativas.



Ubicado en un bello edificio de la época Qajar, se llega con un corto paseo al norte del Museo Nacional de Irán. El Museo de Cristal y de Cerámica es, como muchas de sus exposiciones, pequeño pero perfectamente formado. Construido como residencia privada para una familia persa prominente, más tarde albergó la embajada de Egipto y fue convertido en museo en 1976. Inusualmente para su época, el edificio combina a la perfección las características de estilos orientales y occidentales. Las escaleras de madera y estuco con las clásicas y elegantes molduras hacen particularmente encantador al edificio, y hay muchas delicadas tallas y adornos decorativos por toda su construcción. El museo destaca en un país donde las explicaciones detalladas son difíciles de encontrar. Tiene cientos de exposiciones, principalmente de Neishabur, Kashan, Rey y Gorgan, que datan del segundo milenio antes de Cristo y hasta la actualidad. Las galerías que se recorren por orden cronológico a través de las edades, con explicaciones detalladas en inglés, trazan la historia del país y de la región a través del vidrio y la cerámica mostrándose al visitante de manera realmente delicada.



Este museo pertenece al Banco Central de Irán y se accede por la puertas de la bóveda cavernosa que alberga lo que se conoce comúnmente como “el museo de las joyas” y que es, probablemente, la mayor atracción turística de Teherán relacionada con los museos. Si ya has visitado la galería de arte en el Palacio de Golestan, seguro que ya habrás visto pinturas y fotos que muestran las increíbles joyas con las que los monarcas de Safavid y Qajar se adornaban. No te pierdas la Darya-ye Nur (Mar de Luz), un diamante de color rosa con un peso de 182 quilates y que se comenta que es el más grande diamante en bruto del mundo; tampoco puedes dejar de ver el trono del pavo real (Naderi) fuera de la puerta de la bóveda; la Kiani, corona hecha para Fath Ali Shah en 1797; las coronas usadas por el último sha y su esposa, Farah; y la increíble corona de 34kg (Globo de Joyas), que se hizo en 1869 utilizando 51.366 piedras preciosas – los mares están hechos de esmeraldas y los rubíes son la tierra. Ojito, las cámaras, PDAs, teléfonos, bolsas y guías de viaje deben ser dejados en la recepción. Tened cuidado de no tocar nada o se activarán las estridentes y excepcionalmente sensibles alarmas que están por todas partes.

6. Museo Ebrat | Teherán


No hay nada de sutil en el Museo Ebrat, una prisión que utilizó la brutal policía secreta del Sha, que ahora exhibe el salvajismo como medida igual de propaganda prorevolution. La prisión es un edificio incongruentemente atractivo, con alas que van a dar a un patio circular. Lo que pasó allí no fue atractivo en absoluto. Durante la década de 1970, cientos de presos políticos fueron torturados por el Comité Conjunto de Lucha contra el sabotaje, una rama de los despreciados Savak, incluyendo varios clérigos prominentes y figuras posrevolucionarios cuyos nombres se le reconocerán en los carteles de la Organización Nacional de Inteligencia y Seguridad. Las diversas salas de la prisión están dramáticamente decoradas recreando escenas de tortura con maniquíes de cera y grandes cantidades de pintura roja. Los secuaces de el shah se representan usando corbatas (un símbolo pro-occidental en Irán moderno) y mirada brutal (remarcando las cejas). El elemento de propaganda se enfatiza con numerosas fotos de la antigua familia real – por si acaso se nos olvida quien era el responsable de tamaña salvajada -. Propaganda aparte, esta prisión fue sin duda un lugar terrible. Es una pena que el aborrecimiento de la tortura y el encarcelamiento por motivos políticos expresados ​​aquí no es compartida por el régimen gobernante actual. Todos los visitantes deben seguir el recorrido de 1 hora, comentada en farsi por un ex prisionero. Algunas de las exhibiciones tienen breves explicaciones en inglés, aunque se requiere poca interpretación para lo que se puede ver allí. El tour incluye una película que no es apta para niños.



En el lado occidental del Parque e Laleh, el Museo de Arte Contemporáneo de Teherán se encuentra en un edificio modernista realmente sorprendente por su forma (es verdaderamente horrible), construido durante la fiebre del sha por disponer de “edificios emblemáticos”en la década de 1970. La progresista Reina Farah Diba fue la fuerza impulsora que había detrás del museo (su primo Kamran Diba fue el arquitecto del edificio) que se abrió en 1977, con sus nueve grandes galerías en su distintivo, diseño espiral tipo Guggenheim-convirtiéndose en el hogar de una notable colección de arte occidental e iraní. El museo cuenta con obras de Picasso, Matisse, Van Gogh, MirDal, Bacon, Pollock, Monet, Munch, Moore y Warhol, entre muchos otros. En el mercado abierto del arte, la colección del museo se estima en un valor de entre 2 y 5 mil millones de dólares americanos. Es un milagro que esas obras aun continúen en el país y no hayan sido expoliadas.

8. Museo Palacio Sahebqaranieh (sin site) | Teherán


En un anexo del palacio Sahebqaranieh está la Jahan Nama o Museo y Galería (Museo Privado de la Reina Farah Diba). Dos de las habitaciones principales del palacio anexo están llenos de una pequeña pero bien expuesta ecléctica colección de arte moderno y antiguo recogida por Farah Diba, principalmente durante la década de 1970. Obras de autores como Warhol, Picasso y Joan Mirshare conviven con objetos arqueológicos iraníes, además de hallazgos en sitios de México y Egipto (?), y donde se programan también exposiciones de arte iraní contemporáneo.

9. Museo Reza Abbasi | Teherán


El museo lleva el nombre de uno de los grandes artistas de la época Safávida. el Museo Reza Abbasi exhibe arte iraní desde la antigüedad y las pinturas de la era de Safavid como decíamos, y del mismo Abbasi. Si te gusta el arte iraní, es uno de los mejores sitios para disfrutarlo, más correr por los museos del país. Las exposiciones están organizados cronológicamente empezando con la parte superior de la planta o Galería Pre-islámica, donde encontrarás tazones de oro, vasos ornamentados, brazaletes y piezas decorativas, a menudo con exquisitas esculturas de toros y carneros. En este museo también podrás observar buenos ejemplos de los bronces Forestan. La planta intermedia o Galería Islámica exhibe cerámica, telas y objetos de bronce, mientras que la planta baja o Galería de Pintura muestra ejemplos de la exquisita caligrafía de coranes antiguos y manuscritos ilustrados, en particular copias de Shahnamah de Ferdosi y Golestan de Saadi.

10. Museo del Periodo Islámico (sin site) | Teherán


Otro feo edificio de un museo que se encuentra al lado del Museo Nacional de Irán, formando parte del mismo complejo. Este museo ha estado cerrado durante varios años, en su día exponía una pequeña pero valiosa colección de objetos originarios de la Ruta de la Seda. Actualmente, en su lugar encontrarás dos plantas que exhiben arte y antigüedades de todo el período islámico. La exposición del museo incluye muestras de la caligrafía islámica, alfombras, cerámica, talla en madera, escultura, miniaturas y textiles. La colección muestra también las sedas y los estucos reales, retratos de la época de los mongoles, una colección de monedas sasánidas y hermosas puertas de madera del siglo XIV además de ventanas. Es de obligada visita también la hermosa Puerta Paraíso, un mihrab de Qom del siglo XIV, con un curioso reflejo metálico (un nicho en la mezquita que indica la dirección a La Meca) y una puerta de Esfahan con incrustaciones talladas del siglo XIX.

La semana que viene seguiremos nuestro periplo por países asolados por toda clase de conflictos, principalmente bélicos y relacionados tristemente con el islamismo yijadista. El pueblo no tiene la culpa del desastre y su patrimonio histórico cultural tampoco. Sufriremos comprobando cómo se destruye belleza irreemplazable, pero este mundo es así, ininteligible dentro de su barbarie.


fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti Espacio Visual Europa (EVE)

Nenhum comentário:

Postar um comentário