Listen to the text.

quarta-feira, 6 de maio de 2015

THE MUNCH MUSEUM

ABOUT THE MUNCH MUSEUM

Following a short illness Edvard Munch died on the 23rd of January 1944, at home in his villa Ekely on the outskirts of Oslo. Four years had passed since he bequeathed all his works of art to the City of Oslo.

THE MUNCH COLLECTION

The magnificent donation to the City consisted of approx. 1 100 paintings, close to 18 000 prints depicting more than 700 different motifs, 7 500 drawings and watercolours as well as six sculptures. In addition there were nearly 500 printing plates, 2 240 books, notebooks, documents, photographs, art tools, accessories and pieces of furniture. Further works of art by Edvard Munch as well as his extensive collection of letters were bequeathed to the City of Oslo by his sister Inger Munch, and were added to the Munch collection when she died in 1952. Today the Munch Museum houses more than half of Edvard Munch's paintings and most of print motifs.




THE MUNCH MUSEUM

Edvard Munch himself initiated a discussion about a future Munch Museum with Jens Thiis, the director of the National Gallery, back in 1927. The City of Oslo made its decision to build a Munch Museum in 1946. Discussions about where to locate it started from day one. Should it be placed in the Vigeland Park in the Frogner District or downtown behind the Royal Palace? Or maybe it should be built at Grünerløkka, where the artist had spent important years of his childhood?

In the mid-1950s the Oslo City Council decided to build the museum in Tøyen in eastern Oslo. In May 1963, a hundred years after the artist's birth, the museum opened in architects Gunnar Fougner and Einar Myklebust's – by contemporary standards – very modern building.


THE NEW MUNCH MUSEUM

An increasing number of visitors come to the museum and additional space is needed in order to exhibit more of the collection. The Munch Museum has long outgrown its current premises. In May 2013, after years of debate, the Oslo City Council voted to build a new Munch Museum in Bjørvika in the Oslo's harbour area, close to the Opera. Spanish architects Herreros Arquitectos won the design competition and the new museum will be completed in 2019.


fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti http://munchmuseet.no/en/about-the-munch-museum

MUSEOS Y SOMBRAS - · en CREACIÓN, DISEÑO, MUSEO,MUSEOGRAFÍA, MUSEOLOGÍA, OPINIÓN. ·

Todos los museógrafos, esperamos ansiosamente ese momento en el que llegue el día diseñar y construir la exposición total. La exposición total, aquella en la que se aglutina todo nuestro saber y medios para que el visitante roce el éxtasis sin complementos químicos añadidos. Esa exposición que aun no hemos podido visitar, está aun por llegar. El diseño de esa exposición creará ese instante de absoluta revelación ante las limitaciones vestidas de reglas, manuales, metodologías, presupuestos exiguos y procedimientos encorsetados, que la coyuntura actual nos impone; viviremos una insurrección expositiva, donde el lenguaje expresivo pueda amplificar sus posibilidades, pueda explorar sin límites, pueda provocar a los visitantes hasta trastocar su realidad; solo entonces el placer de contemplar impondrá su manto de confort sobre todo lo demás: información, didáctica, divulgación enumeración o visibilidad.


Volvamos a la realidad después de dejarnos llevar por un instante de entusiasmo metafísico. Seamos realistas, en el mundo de la exposición lo presentado siempre es mostrado tal cual; sin embargo, debemos tener en cuenta que lo importante y fundamental es que la exposición, aunque sea modesta, debe tener la capacidad de generar emociones sin tener al propio objeto de protagonista. Exponer su presencia sin su presencia, crear una atmósfera de sensaciones que consolide la misma construcción de lo que el visitante deba percibir al margen de ese objeto. Una sombra puede ser suficiente. Una sombra basta para concretar una realidad, para que sea bien definida y expresada. Cuando los medios son pocos, hay que acudir a efectos naturales, no especiales, y convertirlos en nuestros cómplices creativos y compañeros de viaje.


La sombra es una herramienta única para el diseñador de exposiciones. Se trata de un elemento que puede ser construido con mínimos recursos pero capaz de dotar de alma al paisaje donde se proyecta. Las sombras tienen numerosas posibilidades de representación, son corpóreas, blandas, metálicas, líquidas, lineales, orgánicas, móviles o de cualquier naturaleza. El análisis de su potencial nos ha permitido investigar en múltiples direcciones, hallando extraordinarios proyectos construidos con muy poco.


Son esos proyectos donde trabajamos la sombra como entidad propia. Construimos realidades, narrativas o no, abstractas o figurativas, con único elemento: las sombras. Estas, de naturaleza efímera, están asociadas a su origen corporal, de modo que, sin el referente que lo genera, llega a confundirse con la misma realidad tangible y su potencial para darle un empujoncito a nuestra imaginación es enorme.


Existen muchas clases de sombras, todas tienen rasgos peculiares y la investigación vinculada a estas trata de buscar algunas referencias para enriquecer nuestra máxima percepción con los mínimos recursos, la absoluta abstracción a partir de los más simple y sencillo. Es la herramienta de lo sutil, que se nos permita encontrar una riqueza extraordinaria en los pliegues, en los recodos, en la penumbra, en el vacío.


La sombra es capaz de aportar una dimensión de un mundo particular, transfigurada y, muchas veces, con mayor peso que la propia realidad. Todo un mundo extraordinario de sombras que se muestran y nos muestran el mundo; las sombras que hablan de la existencia de una luz que desvelará esa realidad apasionante.


fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti  Espacio Visual Europa (EVE)