Google+ Followers

domingo, 29 de maio de 2016

Agendas Mundi LXXVIII – Museos en Malawi - en CULTURA, MUSEO, OPINIÓN, RELATO, VIAJES. ·

Con frecuencia ha sido un país llamado “África para los principiantes”, Malawi, históricamente, ha sido un lugar pasado por alto, como si fuera un intruso semi invisible en la mesa de los grandes destinos del safari africano. Esto fue así, hasta que se puso en marcha un programa de reintroducción del león en la zona, que comenzó en 2012, provocando que los editores de viaje de repente comenzaran a salivar.


National Geographic

Al margen de su fauna, lo que capta inmediatamente nuestra atención sobre este país tan vivo, es su diversidad geográfica. Comenzando el recorrido a través del paisaje que ha formado un canal que nos lleva al Gran Valle del Rift, pasando por el tercer lago más grande de África – el lago Malawi -, una masa de agua clara que brilla con enorme intensidad. Sus profundidades, son un hervidero de peces cíclidos muy coloridos. Ya se trate de buceo, snorkel, kayak o relajarse en una de sus islas desérticas, la visita a este lago es imprescindible.

 
Chawas, Meathaus

Suspendidos sobre las nubes en el sur profundo de Malawi, están los picos del Monte Mulanje y la misteriosa meseta de Zomba; ambos son el sueño de cualquier excursionista que se precie, con bosques empañados en niebla, conteniendo una fauna realmente exótica. En una zona más al norte, podremos ser testigos de una belleza de otro mundo, el Nyika Plateau, con sus praderas onduladas parecidas a las tierras altas de Escocia. Un país que es una auténtica belleza natural.

Museo Nacional de Malawi (sin webiste) | Blantyre



El Museo Nacional de Malawi tiene un par de gemas, incluyendo un taburete ceremonial real que data del siglo XVI, y una fascinante muestra de objetos relacionados con el Gule Wamkulu – un importante baile tradicional para la tribu Chewa. Descansando en los jardines del museo, podremos ver una serie de hermosas reliquias oxidadas, provenientes de la edad de piedra del transporte de Malawi, incluyendo una vieja locomotora que data del año 1904, un decrépito camión de bomberos y un viejo autobús Niasalandia. El museo está a medio camino entre Blantyre y Limbe, un paseo de 500 metros desde el centro comercial Chichiri. Podéis tomar un minibús que se dirija hacia Limbe y pedirle al conductor que se pare en el museo.

Museo y Centro Cultural de Karonga | Karonga



Este museo-centro celebra los numerosos descubrimientos fósiles de toda esta zona, con el esqueleto de un Malawisaurus, por ejemplo, ocupando un prominente lugar. Las visitas son guiadas. Siguiendo el camino creado a partir del rastro de una serpiente gigante, entraremos en las instalaciones museo, donde la primera parada es una exposición sobre de la vida del planeta y la del distrito de Karonga, en particular, en una época en la que los dinosaurios dominaban al mundo y también Malawi. Nos podremos encontrar algunas cosas divertidas en el recorrido: Por ejemplo, una serie de visores que se pueden usar para mirar en su interior y ver a un hombre prehistórico muy realista que te observará; hay exposiciones sobre vestimentas y pipas de guerreros desde finales del siglo XIX. El museo está decorado con coloridos murales pintados por artistas locales, que definen el tema de cada zona del museo – desde una familia prehistórica que se sienta en el lago, hasta una Banda agitando un látigo de espantar moscas.
Museo y Centro Cultural de Chamare | Chamare



El Museo Chamare se abrió en el año 2002, para presentar a las culturas de los pueblos Chewa, Ngoni y Yao, que convergen en esta parte de Malawi. Se llama así en honor a Jean-Baptiste Champmartin, que trabajó durante muchos años en la Misión Mua. El Museo Chamare es importante por sus exposiciones de máscaras y esculturas de Gule Wamkulu, que sirven como vehículo de enseñanza moral de los antepasados para los Chewa. Su colección de artefactos culturales Ngoni y Yao es también muy importante. Las culturas de los tres pueblos son reproducidas a partir de una exposición realmente innovadora, que incluye fotografías y explicaciones detalladas de Claude Boucher Chisale. El Museo Chamare muestra también la historia de la Misión Mua, invitándonos a reflexionar sobre la relación dinámica entre fe y cultura (inculturación). Tiene una zona donde se informa de las actividades del Centro Kungoni. El Museo Chamare dispone de visitas guiadas. El centro también sirve como lugar de difusión de recursos culturales, con la programación de cursos que se realizan pensando en aquellos que desean comprometerse más profundamente con las tradiciones culturales y artísticas de Malawi.

Museo del Lago Malawi (sin website) | Mangochi



El museo en el lago Malawi está situado en el antiguo club Gymkhana, y lo gestiona la Sociedad de Malawi desde el año 1971. No ha sido renovado desde entonces, por lo que si os acercáis, lo vais a encontrar un tanto pasado de moda, posiblemente su único encanto es ese, lo vintage que resulta. El museo está situado cerca del monumento de la reina Victoria, a un lado del puente Bakili Muluzi en la ciudad de Mangochi, Distrito de Mangochi, dentro de la Región sur de Malawi. Básicamente, el museo recuerda el fugaz paso de David Livingstone por este lugar, cuando iba camino de Zambia. Poquito más os podemos decir de este mínimo museo.

Museo Stone House (sin website) | Livingstonia



Este curioso museo, que es una casa de piedra (el hogar original del Dr. Robert Laws y ahora un monumento nacional), cuenta la historia de la llegada de los primeros europeos en Malawi, es decir, los primeros misioneros. Aquí se pueden leer sus cartas, mirar detenidamente las fotos en blanco y negro de la vida de los primeros misioneros en Livingstonia y navegar por la colección de libros del Dr. Laws, incluyendo tomos con las antiguas leyes de Niasalandia. También se exhibe una excelente colección de placas originales de “linterna mágica”, una máquina para suministrar anestesia, un viejo gramófono y el traje que utilizaba el Dr. Laws, cuando era juez del lugar.

Museo Acuario de Malawi (sin website) | Cape Maclear



La sede del parque marino están justo en su puerta, donde también encontraréis un centro de visitantes. El conjunto funciona como un pequeño museo y mini acuario. El acuario no está lleno exactamente de vida marina, funciona más como un pequeño centro de información, con paneles explicativos sobre la vida del lago. Las peceras muestran unos pocos peces un atajo tristones y una solitarias tortugas. Los paneles del museo narran la historia del lugar,ofreciendo también una visita guiada por los alrededores. El museo también nos ofrece una buena historia de fondo sobre la primera misión de Livingstone. Si os encontráis con el humor y energía suficientes, podréis visitar las tumbas de los misioneros que se encuentran al lado del museo-acuario.



Nenhum comentário:

Postar um comentário