segunda-feira, 4 de abril de 2016

¿QUÉ ES EL BRANDING DE MUSEOS? - · en CREACIÓN, DISEÑO,GESTIÓN, IMAGEN, INSTITUCIONES, MUSEO, OPINIÓN. ·

La Marca del museo no es su logo.

La Marca del museo es la percepción que las personas tienen de la institución (escribimos Marca con mayúsculas porque la consideramos como un instrumento de comunicación visual básico y fundamental). Esa percepción está construida sobre la base de todas sus acciones susceptibles de comunicar “algo”, desde como el museo exhibe su colección hasta lo útil y amigable que es visitar su website. Todo este universo de percepciones que el museo genera las llamaremos “puntos de contacto”. Los puntos de contacto son todas y cada una de las formas en las que la gente entra en contacto con el museo.


Todos estos puntos de contacto crean una sensación visceral en las personas cuando piensan en el museo, incluso aquellos que no han cruzado sus puertas aun creen que saben lo que pueden esperar de él, todo ello debido, por ejemplo, a una historia que les contó un amigo o un anuncio que vieron en la prensa. Y debido a que la Marca es la percepción que los demás tienen del museo, entonces podemos decir también que algunas personas pueden llegar a tener una idea equivocada de ese museo.


Si el museo no comunica eficientemente su Marca, sus puntos de contacto, el mundo exterior lo hará por él, – probablemente de manera equivocada -. Una manera no programada y eficiente de comunicar la Marca del museo impedirá su capacidad de construir o sostener audiencias positivas, y posteriormente, una de las muchas malas consecuencias, es que le va a ser muy difícil remontar una mala situación coyuntural.


¿Qué debe comunicar la Marca del museo?
Para decidir qué estilo es apropiado para la Marca, primero se deben establecer algunos principios fundamentales: ¿Cuál es la misión del museo o su mensaje clave? (la idea que podríamos comunicar con un slogan o en un claim)
Aquello que hace que el museo sea diferente a los demás .
¿A quién se va a dirigir los mensajes su mensaje?
¿Cuáles son los valores fundamentales que guían al museo?
¿Qué clase de “personalidad” tiene el museo?


¿Qué es Identidad de Marca?

La Identidad de Marca es su imagen visual, su identidad visual institucional, creada para proyectar su marca de fábrica de la mejor manera en que pretende ser percibida en el mundo – de manera coherente, evitar comunicar lo que no se es -. A esto también lo llamamos “el estilo de la Marca”, la identidad visual o identidad corporativa institucional. La identidad de Marca normalmente comienza con el diseño de un logotipo (tipografía) para añadirle o no un símbolo o grafismo diferenciador: Marca es la suma del logotipo (tipografía + el símbolo (isoptipo), pero también es un estilo que se utiliza en toda la gráfica que produce para el museo, desde folletos hasta la señalización. Una buena identidad de marca no solo proyectará una imagen positiva a sus receptores (público), deberá defender su identidad alejándose de lo que entendemos que es una marca pobre que pueda dañar seriamente su reputación.

Nosotros solemos repetir hasta el aburrimiento que: “un buen diseño de Marca mal utilizado es una mala marca: un mal diseño de Marca bien utilizado puede propiciar la aparición de una buena Marca”.


Entonces, ¿qué hace que una Marca sea una buena Marca?

Todos los elementos de la identidad de Marca del museo, desde el diseño del logotipo (tipografía) hasta el estilo en el uso de todo diseño visual que comunique, deben reflejar fielmente la personalidad de su Marca, y ese buen trabajo captará audiencia positiva. Nosotros decimos que la mejor manera de mantener el diseño de la Marca de manera positiva es que sea un diseño muy simple y sintético, dejando que los elementos visuales que la acompañen sean los que realmente comuniquen el mensaje completo que el museo deba transmitir.

SeaFactor

Una buena Marca no cuenta historias, no debe describir nada complejo. Hay diseñadores que se empeñan en que el diseño de sus marcas sean libros abiertos. Eso es un gran error ya que podemos demostrar que cuanto más se quiera narra a partir del diseño de una Marca, más posibilidades se crean para que la lectura sea errónea. Recomendamos el uso de la síntesis, comunicar el mensaje más sencillo posible*.














Fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti

Espacio Visual Europa (EVE)

Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

A cultura é o único antídoto que existe contra a ausência de amor.

Vamos compartilhar.

MUSÉE CANADIEN DE L'HISTOIRE,Québec. LES MYSTÈRES DU MONDE INVISIBLE 3D

Entrez dans un univers microscopique vertigineux, inobservable à l’œil nu. Découvrez les formes de vie qui peuplent votre corps et abondent dans l’air que vous respirez. Voyez tout ce qui fourmille autour de vous en une nanoseconde.


Des phénomènes trop rapides ou trop lents se produisent dans notre environnement où évoluent également des créatures trop petites, imperceptibles à nos yeux. Toutefois, des technologies de pointe telles que la photographie ultra-rapide, la chronophotographie, la microscopie électronique et la nanotechnologie nous donnent maintenant la possibilité de dévoiler des splendeurs autrement insaisissables.





Pénétrez dans un microcosme autrefois à la portée des scientifiques seulement, un univers où se révèlent des phénomènes aussi spectaculaires qu’insoupçonnés. Du vol impressionnant de la libellule aux invisibles rayons lumineux qui nous entourent, vous percerez quelques-uns des secrets de ce monde mystérieux et repartirez avec une meilleure compréhension des merveilles de la science.


Fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti


Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

A cultura é o único antídoto que existe contra a ausência de amor.

Vamos compartilhar.




¿LA MUERTE DE LOS MUSEOS DE ARTE? - · en ARTE, CULTURA,INSTITUCIONES, MUSEO, OPINIÓN. ·

Puede que el Arte en los museos no haya muerto todavía, pero se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos. Expliquemos a que viene semejante afirmación.

En su lucha por tener una justa relevancia cultural entre todos nosotros, los museos de arte se están haciendo irrelevantes. Las generaciones jóvenes observan arte en un lienzo hecho de píxeles en un teléfono inteligente; los títulos de las obras maestras actualmente terminan en “.jpg”. En sus esfuerzos por conectar con las personas, muchos museos ofrecen sus colecciones en línea, mientras que otros han abierto sus puertas a Google, lo que permite hacer visitas virtuales cómodamente desde el sofá de casa a instituciones enteras en un recorrido virtual, que comienza en la puerta del museo digital y termina en la eShop del propio museo. Y si la eShop no vende t-shirts molonas, olvídate de hacer caja.

T-Mobile

En el Louvre, muchos de nosotros hemos visto una pequeñita Mona Lisa detrás de un cristal de seguridad anti balas, siempre que hayamos sido capaces de aproximarnos a la Bella del Cristal sin miedo por regalar empujones. Los smartphones aparecen por doquier, inmortalizando lo que ya es inmortal en Internet. La Mona Lisa se puede ver online, de manera que si activamos el zoom que nos ofrece la página del museo podremos observar detalles mínimos, imperceptibles, las más pequeñas pinceladas, algo nada comparable al frustrante e incómodo ejercicio de otear un cuadro desde detrás de los hombros de nuestros compañeros de sala en el Louvre analógico. La tecnología nos está facilitando observar el arte de una manera que antes era impensable. Quién no usa la tecnología está fuera del circuito.

CJFE

El Arte es una parte fundamental en nuestra sociedad. Para las nuevas generaciones, la idea de acudir a un museo para ver arte puede que no esté considerado ya como algo necesario. Los museos de arte puede que para los jóvenes estén considerados un vestigio de una sociedad elitista, patriarcal, a la que se alimentó con el fruto de los cultivos recogidos a mano, lo que ahora se llama orgánico. Los museos de arte puede que se estén convirtiendo en reliquias desechadas del pasado, al igual que las enciclopedias, las páginas amarillas y la cintas de vídeo.

Studio

Internet nos ofrece la oportunidad de poder experimentar el disfrute del arte que escogemos individualmente. Los jóvenes ya no tendrían que mover la cabeza delante de un lienzo original en la sala de un museo real, ofreciendo al autor un gesto de aprobación pública a su obra aunque, en realidad, no la entiendan o no les guste. Delante de la pantalla de un ordenador, tablet o teléfono inteligente, no se necesita fingir, aunque tampoco se reciben indicaciones didácticas que ayuden a apreciar lo que no se entiende. Desde la tecnología, pueden decir abiertamente que el emperador está desnudo, que Jackson Pollock pinta como un niño de tres años y que la escalera de un electricista o un extintor colgado en la pared forman parte de la obra expuesta.

Monkey Book de EVE

Con el uso de la tecnología todos los usuarios se pueden convertir en curadores de sus selfies, sus memes, pics, tweets y posts. A pesar de este espectacular nuevo abanico de posibilidades, los románticos pensamos que el disfrute del arte estará siempre basado en el contacto, en la presencia, en el ambiente de la sala del museo, los olores, las luces y las sombras cambiantes e incluso, apurando un poco las sensaciones, la mirada inquisitorial del vigilante de la sala. Pero vivimos entre generaciones para las que este tipo de cosas, no pudiendo se percibidas desde un gadget y no estando coloreadas con el Photoshop, sencillamente no existen. De ahí que nos inquiete la posible desaparición de los museos de arte por incomprendidos en su abandono. Nosotros visitamos muchos de ellos constantemente, y son muchos los que hemos visto vacíos.

Limeks

Siguiendo con las disquisiciones tecnológicas, decir que el contenido de todo el Louvre cabe en un disco duro y se puede imprimir. En la persecución de la estabilidad financiera, instituciones como el Museo de Arte Carnegie en Pittsburg, y muchos otros, están reduciendo su personal (las ayudas públicas han caído en picado), decidiendo centrarse en la expansión de sus tiendas de regalos online para generar recursos. Ahora, las impresiones en alta resolución de obras maestras se pueden solicitar a través de sus tiendas en línea sin necesidad de poner un pie dentro del museo. La “Última Cena” ya forma parte del kitsch de muchos hogares, el “Pensador” se puede ver en asientos de inodoro y el “Nacimiento de Venus” en envases de test de embarazo. Todo eso es muy “cool”, pero no ayuda a llevar a la gente a los museos de arte.

Biblioteca Nacional de Rumanía

Durante 100 años, los museos sobrevivieron a base de subvenciones, con el argumento de que el público tiene necesidad de ver arte, pero gratis. Fueron 100 años de despreocupación, pero con consecuencias. El argumento “culturízate” ya no es válido en la economía artística adaptada al visitante de museos de hoy. Observemos el contenido de la programación de televisión y examinemos cuales son los programas con mayores audiencias. ¿Qué es lo que la gente quiere ver? Las películas más taquilleras del cine, ¿de Marvel por casualidad? Puede que algunos consumidores que no ven tanta televisión, o que no van tanto al cine a ver determinadas películas, estén dispuestos a pagar por ver arte, pero la mayoría de los museos locales podrían no tener una oferta adecuada para ellos. Todo es cada vez mucho más complicado y el público, entre tanta oferta, es muy difícil de prever. Pero hay que intentar ajustar la oferta a la demanda y salvar a los museos locales de arte.

Transavia Airlines

Los que no tienen que preocuparse de nada, aun, son los museos icono, es obvio. Los Met, MoMa, Louvre, Prado, etcétera, no tienen de qué preocuparse, son inmortales. Ya se han posicionado universalmente como museos “eso no me lo puedo perder”, siendo la medicina que inmuniza ante todo mal, incluida una mala situación económica. Son atracciones indispensables, lugares que son escenarios fantásticos de selfies para los miles de turistas que los visitan. Pero, ¿que pasa con los museos de arte locales?

APEAD

Estos museos más modestos necesitan atraer y retener a los jóvenes, pero sin que parezca forzado, sin hacer excentricidades. Si hablamos del público joven, si queremos que aprecien una naturaleza muerta en un mundo que se mueve al ritmo de rap, habrá que hacer algo más, habrá que hablar su mismo lenguaje, y mucho nos tememos que deberá ser a partir del idioma de los bits.

Pizzeria Olivia





Fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti


Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

A cultura é o único antídoto que existe contra a ausência de amor.

Vamos compartilhar.