Listen to the text.

sábado, 28 de outubro de 2017

AGENDAS MUNDI CXXVI – MUSEOS DE CAROLINA DEL NORTE (EEUU) - en ARTE, CULTURA, EXPOSICIONES, OPINIÓN, PATRIMONIO, RELATO, VIAJES. ·

El conservador “Viejo Sur” y el liberal “Nuevo Sur” luchan por el dominio político en el rápido crecimiento del estado de los Tar Heels (“tacones de barro”, así se les denomina a los naturales de Carolina del Norte), hogar de hipsters, granjeros con enormes porqueras, wunderkinds de alta tecnología y una explosiva cantidad de cerveceros artesanales. 



La mayoría de las diversas culturas y comunidades que hay aquí coexisten sin problemas, desde las antiguas montañas en el oeste hasta las arenosas islas de la barrera del Atlántico. La agricultura es una fuerza económica muy importante allí, con 52.218 granjas en todo el estado.




Carolina del Norte lidera la nación en la producción de tabaco y es el segundo mayor productor de cerdos del mundo. Pero las nuevas tecnologías también impulsan la economía y más de 200 compañías operan en el Research Triangle Park. Otras industrias importantes incluyen las empresas de finanzas, nanotecnología e incluso árboles de Navidad para toda la nación. Los cerveceros artesanales han contribuido con más de 2 mil millones de dólares a la economía estadounidense. Así que toma un buen plato de barbacoa acompañado de un brebaje local y a disfrutar viendo a los Duke Blue Devils pelear contra los Carolina Tar Heels en la cancha de básquet. Los deportes universitarios rivalizan con Jesús por las almas de los tarheels.


Y, ¿qué hay de sus museos en Tarhilllandia? Vamos a verlo…






Con una colección de más de 350.000 objetos y artefactos que ayudan a narrar la historia de las diversas personas y lugares de Carolina del Norte, con una exhibición exclusiva que cubre más de 14.000 años de historia, el Museo de Historia de Carolina del Norte nos anima a descubrir el pasado del Estado Tar Heel, para reflexionar sobre la vida y su lugar en la historia norteamericana. Sus exposiciones interactivas, muy entretenidas, hacen que la historia sea accesible para todos, con un programa regular de actividades prácticas, conferencias, películas y otros eventos que convierten al museo en el lugar perfecto para la diversión familiar. Si la historia norteamericana es tu pasión, o simplemente buscas una manera divertida y educativa de pasar el día, las exposiciones del Museo de Historia de N.C., que abarcan desde los piratas hasta la Guerra Civil y mucho más, te mantendrán más que entretenido.






El Museo de Arte de Carolina del Norte se estableció en Raleigh en 1947, cuando la Asamblea General se apropió de un millón de dólares para la compra de cuadros de maestros antiguos. Con esa acción, Carolina del Norte se convirtió en el primer estado de la nación en usar fondos públicos para crear una colección de arte para sus ciudadanos. Aunque la Sociedad de Arte del Estado había comenzado en 1924 a promover la fundación de un museo de arte para N.C., no fue sino hasta 1943 cuando Robert Lee Humber, abogado internacional y legislador estatal, fue a Nueva York en busca de fuentes económicas de apoyo para el museo. Como recompensa a sus esfuerzos, la Fundación Samuel H. Kress decidió ayudar a la Asamblea General, y comenzó entonces la compra de pinturas. La función del Museo de Arte de Carolina del Norte es adquirir, preservar y exhibir obras de arte para la educación y el disfrute de los habitantes del estado y para llevar a cabo programas de educación, investigación y publicaciones diseñados para fomentar el interés y aprecio por el arte. El museo actualmente alberga una importante colección que abarca más de 5.000 años de historia del arte, desde el antiguo Egipto hasta la actualidad, convirtiéndolo en un importante recurso cultural para el estado y la región.






El museo de historia natural más grande del sudeste tiene cuatro pisos con exposiciones, jaulas con animales vivos, proyección de películas en 3D, tres tiendas de regalos y dos cafeterías. El icónico globo de 70 pies de diámetro en el centro del edificio (ver foto superior) alberga un teatro de tres pisos con programación en vivo y películas proyectadas en su pantalla gigante. Los visitantes pueden observar a los científicos trabajando en cinco laboratorios de investigación con paredes de vidrio, y en tres de esos laboratorios de investigación el público puede realizar experimentos diseñados y dirigidos por los educadores del museo. Las exposiciones incluyen al dinosaurio Acrocanthosaurus más completo del mundo; un juvenil T Rex; seis ballenas gigantes; un acuario de 10.000 galones de agua; una cascada de dos pisos; dioramas “walk-through”; un centro naturalista con especímenes reales; una cristalera que da a la sala veterinaria donde los visitantes pueden ver los procedimientos en vivo y hablar con el personal; y una sala de mariposas que también alberga un perezoso de dos dedos. El museo también presenta espectaculares exhibiciones nuevas todos los años y programas prácticos todos los días.






El Museo de la Vida y la Ciencia es una de las principales atracciones de Carolina del Norte. Situado en una superficie de 84 acres, es un parque científico interactivo que incluye un centro de ciencias, un conservatorio de mariposas (uno de los más grandes del mundo), y exhibiciones al aire libre en zonas bellamente ajardinadas que son refugios seguros para osos negros que fueron rescatados y que ahora viven allí, para lémures y para lobos rojos en peligro de extinción. El “Dinosaur Trail” del museo transporta a los visitantes en un viaje a través del período Cretácico superior. Otras atracciones incluyen “Farmyard”, “Ellerbe Creek Railway”, “Contraptions”, que es una exhibición práctica para niños y adultos, un estanque de veleros, “The Lab in Investigate Health”, “Play to Learn”, una exhibición para niños menores de seis años con más de 60 especies de animales vivos y mucho más. Un lugar ideal para ir con los peques (siempre que no sea en invierno)






El museo Marbles ofrece actividades de todo tipo, con juegos didácticos pensados a lo grande, permitiendo a los niños imaginar, descubrir y aprender con al apoyo de docenas de exhibiciones interactivas, programas educativos diarios, excursiones, fiestas de cumpleaños, eventos especiales y películas gigantes en su teatro IMAX. En el museo los niños se relacionan, juegan, se comunican, crean y aprenden participando en aventuras extraordinarias programadas para ellos. Es un museo para niños y niñas de entre 1 y 11 años, y también para adultos.






El Museo del Transporte de Carolina del Norte se encuentra situado en las instalaciones de reparación de locomotoras de vapor de la Southern Railway en la ciudad de Spencer. Si bien el museo se fundó en 1977, la historia de las naves del ferrocarril de Spencer data de hace más de un siglo. En 1894, el famoso financiero de Nueva York J. P. Morgan creó el Southern Railway. Con un nuevo complejo de naves ferroviarias, se rehabilitó en 1896, siendo ubicado a medio camino entre Atlanta y Washington, DC. Las naves fueron nombradas así en honor al primer presidente de Southern, Samuel Spencer. En septiembre de 1977 Southern Railway donó cuatro acres y tres edificios al estado de Carolina del Norte. Dos años después, una segunda donación colocó todo el sitio bajo la administración de la Sección de Sitios Históricos del Departamento de Recursos Culturales. Recomendado para los fans de las locomotoras y su parafernalia.


Museo Marítimo de Carolina del Norte | Beaufort




Puedes visitar el Museo Marítimo de Carolina del Norte en Beaufort, Carolina del Norte, para conocer las culturas costeras y la historia marítima del estado. Las exposiciones narran el pasado de la rica industria pesquera del estado, con sus estaciones y faros salvavidas, veleros y lanchas a motor. El museo es el depósito oficial de los artefactos procedentes de la goleta Reina Anavera de Barbanegra, que encalló cerca de Beaufort en 1718. El Museo Marítimo de Carolina del Norte documenta, recolecta, preserva e investiga la historia marítima y natural de la costa de Carolina del Norte, e interpreta la historia a través de servicios educativos y sus exposiciones.


Museo Marítimo Graveyard | Cabo Hatteras




El nuevo edificio del Museo de Carolina del Norte, fue inaugurado en octubre de 2002, con más de 15.000 metros cuadrados. Fue construido para soportar vientos huracanados sostenidos de más de 180 kms/h y ráfagas de más de 280 kms/h. elevándose a 15 metros sobre el nivel del mar. El diseño innovador del edificio utiliza curvas de barco y elementos de madera para evocar el espíritu de los históricos barcos construidos en la zona en sus carpinterías de ribera. Las exhibiciones son dinámicas y cambian con frecuencia, pero podrás encontrar artefactos en sus exhibiciones educativas que retratan la rica historia marítima de los Outer Banks desde hace 400 años. El museo ofrece una exploración autoguiada de exhibiciones además de programas educativos, oradores y eventos.


Museo de Cape Fear | Fayetteville




El Arsenal de Fayetteville se construyó en respuesta a las defensas nacionales durante la Guerra de 1812. En 1836, el Congreso asignó dinero para crear cuatro arsenales. El arsenal en Fayetteville, Carolina del Norte, iba a ser un arsenal de almacenamiento y construcción de defensas. Se construyó entre 1838 y 1856, pero nunca fue utilizado por el gobierno federal. En abril de 1865, el estado de Carolina del Norte tomó el arsenal en respuesta a Ft. Sumter y a la llamada de Lincoln para las tropas. El Gobernador Ellis luego transfirió el arsenal a la Confederación. Después de la caída de Harpers Ferry, se envió maquinaria de fabricación de armas al Fayetteville Arsenal y comenzó la producción del fusil de Fayetteville y la carabina en Fayetteville. Las mujeres de la zona también fueron responsables de fabricar todo tipo de municiones para armas pequeñas. El general Sherman llegó a Fayetteville el 12 de marzo de 1865 y utilizó el arsenal como su cuartel general durante unos días. A su partida, ordenó destruir el arsenal. Los terrenos del arsenal permanecieron vacíos hasta que la tierra fue vendida en una subasta federal en 1873. Ahora es un museo que cuenta toda esta historia.






La creciente colección permanente del Museo Nasher incluye algunas de las mejores muestras de arte contemporáneo de hoy, con un enfoque poco común en el trabajo de artistas de ascendencia africana. Otras fortalezas importantes de la colección son el arte medieval europeo, las pinturas europeas y americanas, el arte Outsider, las antigüedades clásicas, el arte africano y el antiguo arte americano (precolombino). El Museo Nasher dispone de 30.000 metros cuadrados y fue diseñado por el arquitecto Rafael Viñoly. La pieza central del diseño modernista de Viñoly es un espectacular techo de vidrio y acero de 7.000 metros cuadrados que se eleva a una altura de 22 metros por encima del gran salón. El museo dispone de cinco pabellones de hormigón que se extienden desde un patio central para albergar tres amplios espacios de galerías, un auditorio, dos salones, una tienda y un café. El Museo de Arte Nasher de la Universidad de Duke muestra colecciones, exposiciones, publicaciones y programas que alcanzan el más alto nivel de excelencia artística, estimulan el discurso intelectual, enriquecen las vidas individuales y generan nuevos conocimientos sobre el arte al servicio de la sociedad. Basándose en los recursos de la universidad como líderes en investigación, el museo sirve como un laboratorio para enfoques interdisciplinarios para así estudiar y comprender las artes visuales.






El Museo de Silvicultura de Carolina del Norte se encuentra en Whiteville, Carolina del Norte y es una instalación satelital del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte. En 2014, la primera entidad ayudó al equipo del museo a reexaminar la entrada y el paisaje de las instalaciones existentes. Su objetivo es crear un paisaje vibrante y atractivo que traiga nueva vida a las calles de Whiteville, una ciudad que ha visto un bajo crecimiento económico y está en un período de revitalización.






El Gregg Museum of Art & Design es un museo de recolección y exhibición que pertenece al ARTS NC STATE de la NC State University. El museo se inauguró en agosto de 2017 con una muestra de su colección de más de 35.000 objetos. Su exposición inaugural se tituló “Show and Tell”, una exposición especial de la galería con obras de la artista de Carolina del Norte, Herb Jackson, que realmente sorprende a los visitantes, al igual que una colección de arte nativo americano de la colección de los Dres. Norman y Gilda Greenberg. El edificio es un espacio flexible para la programación y alquiler con hermosos jardines y un espacio polinizador para complementar la vasta colección del museo.


Museo Mint | Charlotte




Mint Museum Uptown alberga una colección de artesanía y diseño de renombre internacional, así como colecciones destacadas de arte estadounidense, contemporáneo y europeo. Diseñado por la empresa Machado y Silvetti Associates de Boston, la instalación de cinco pisos y 20.000 metros cuadrados combina una arquitectura inspiradora con exposiciones de vanguardia para brindar a los visitantes experiencias culturales y educativas incomparables. Ubicado en el corazón del centro de la floreciente ciudad de Charlotte, el Mint Museum Uptown es una parte integral del Levine Center for the Arts, un campus cultural que incluye el Museo de Arte Moderno Bechtler, el Centro Harvey B. Gantt de Arte y Cultura Afroamericana, el Teatro Knight , y Duke Energy Center. El Mint Museum Uptown también cuenta con una amplia gama de servicios para visitantes, entre los que se incluyen el auditorio James B. Duke con capacidad para 240 personas, la galería de la familia Lewis, estudios de arte, un restaurante y una tienda de museo. El museo dispone de dos instalaciones dinámicas: el Mint Museum Uptown y el Mint Museum Randolph.






Reconocido a nivel nacional por su colección excepcional de 5.600 obras de arte modernas y contemporáneas, y por sus exposiciones dinámicas y estimulantes. Artistas conocidos de su colección son Matisse, de Kooning, Calder, Hesse, LeWitt, Sherman, Warhol y muchos más. Quince o más exposiciones anuales se llevan a cabo en la zona de exhibiciones temporales. Su entrada es gratuita.






Hogar de Southern Highland Craft Guild,es un museo que expone trabajos de artistas artesanales de los Apalaches del Sur. Alberga tres hermosas galerías y ofrece demostraciones diarias de fabricación artesanal desde marzo a diciembre. También es el hogar de Allanstand, la tienda de artesanía de funcionamiento continuo más antigua de los Estados Unidos. El museo ofrece, además, un mostrador de información sobre el Blue Ridge Parkway y la librería Eastern National.




Cultura não é o que entra pelos olhos e ouvidos,
mas o que modifica o jeito de olhar e ouvir. 

A cultura e o amor devem estar juntos.
Vamos compartilhar.

Culture is not what enters the eyes and ears, 
but what modifies the way of looking and hearing.

SLIDESHOW - Dior one day, Dior always at the Museum of Decorative Arts of Paris. - DIAPORAMA - Dior un jour, Dior toujours au Musée des Arts décoratifs de Paris. - SLIDESHOW - Dior um dia, Dior sempre no Museu de Artes Decorativas de Paris.

Sumptuously scenographed, the Christian Dior retrospective at the Musée des Arts Décoratifs tells the story of a man until 7 January, promoting the history of a house, mixing fashion, art and business.



"Here are fruits of the flowers, leaves and branches ..." This line of Verlaine comes to mind as soon as you enter "Les jardins Dior". Under a canopy of 30,000 roses and wisteria paper, bucolic dresses are arranged like ballerinas ready to launch. Their corollas bloom in a delight of soft colors, translucent textures. And, here and there, some paintings to confirm the connections between the fine arts and fashion according to Christian Dior: Daisies and berries sorbier by Odilon Redon, Monet's Garden Giverny or Roses in a Cup Fantin-Latour ...

If this room devoted to nature, source of inspiration of the creator, is undoubtedly the most poetic of the retrospective that the Museum of Decorative Arts dedicates to him, many others compete for effects. Nathalie Crinière, already noted for her rousing staging of the exhibition Yves Saint Laurent at the Petit Palais, imagined a fanciful and sumptuous decor. An immaculate evocation of the workshop of the Dior house rises as far as the eye can see.

A "Colorama", a chromatic labyrinth with supersaturated display cases of objects, accessories, shoes, models and miniature dresses, shows the commercial variations of the four letters of a name. In the large gallery transformed into a magical carousel, enhanced by a touch of video, the theatrical dimension of fashion dressing princesses and stars makes perfect sense.

Invention of the "new-look"

From Christian Dior, inventing after the war the "new-look" with its wide skirts, tight waist and shoulders gently drawn, to Maria Grazia Chiuri, first woman to take the torch (in 2016), through Yves Saint Laurent, Marc Bohan or John Galliano, the exhibition draws seventy years of creation, invariants - an extreme femininity, the love of the curve - and revolutions.

RELIRE: Maria Grazia Chiuri, first woman artistic director at Dior

Sometimes disconcerted, the visitor does not know if he is walking in a sublime advertising clip or in an artistic journey. But he lets himself intoxicated by the conjunction of all the know-how that contributes to the perfection of a dress. "Using this little hook, I will look and fix each straw, explains an embroiderer, revealing here some secrets of his job. I work on the wrong side of the fabric: one hand guides the hook, the other has sequins one by one ... "Visitors drink his words following his virtuoso gestures. "We are nine permanent embroiderers in the workshop that works for Dior, but we call for reinforcements in the collections," says the young woman.

An illuminating analysis of fashion photography

The role of fashion photography is illuminated. Christian Dior has grasped its importance to multiply the impact of his creations. He attaches the services of the greatest to magnify, with ostentation or humor, his models.

Here is a gigantic print by Richard Avedon: Dovima with elephants, evening dress by Dior, Circus d'Hiver, Paris, August 1955, shows a sumptuous model between two pachyderms. What a contrast with its fine silhouette, vine waving in a black sheath. However, does not the waistband that surrounds her waist and spread to the ground tie her to the power of appearance, just as the iron chain binds the leg of elephants to their circus pole?

Emmanuelle Giuliani







Cultura não é o que entra pelos olhos e ouvidos,
mas o que modifica o jeito de olhar e ouvir. 

A cultura e o amor devem estar juntos.
Vamos compartilhar.

Culture is not what enters the eyes and ears, 
but what modifies the way of looking and hearing.





--fr
DIAPORAMA - Dior un jour, Dior toujours au Musée des Arts décoratifs de Paris.

Somptueusement scénographiée, la rétrospective Christian Dior au Musée des Arts décoratifs raconte jusqu’au 7 janvier, le génie d’un homme et promeut l’histoire d’une maison, mêlant mode, arts et sens des affaires.

«Voici des fruits des fleurs, des feuilles et des branches… » Ce vers de Verlaine vient à l’esprit dès l’entrée dans « Les jardins Dior ». Sous un dais de 30 000 roses et glycines de papier, des robes bucoliques sont disposées telles des ballerines prêtes à s’élancer. Leurs corolles s’épanouissent dans un ravissement de couleurs tendres, de textures translucides. Et, çà et là, quelques toiles pour confirmer les correspondances entre les beaux-arts et la mode selon Christian Dior : Marguerites et baies de sorbier par Odilon Redon, Jardin à Giverny de Monet ou Roses dans une coupe de Fantin-Latour…

Si cette salle consacrée à la nature, source d’inspiration du créateur, est sans doute la plus poétique de la rétrospective que lui dédie le Musée des Arts décoratifs, bien d’autres rivalisent d’effets. Nathalie Crinière, déjà remarquée pour son ébouriffante mise en scène de l’exposition Yves Saint Laurent au Petit Palais, a imaginé un décor fantaisiste et somptueux. Une évocation immaculée de l’atelier de la maison Dior s’élève à perte de vue.

Un « Colorama », labyrinthe chromatique aux vitrines sursaturées d’objets, accessoires, chaussures, maquettes et robes miniatures, montre les déclinaisons commerciales des quatre lettres d’un nom. Dans la grande galerie transformée en carrousel féerique, rehaussé d’une touche de vidéo, la dimension théâtrale de la mode habillant princesses et stars prend tout son sens.

Invention du « new-look »

De Christian Dior, inventant après la guerre le « new-look » avec ses jupes amples, sa taille serrée et ses épaules dessinées avec douceur, à Maria Grazia Chiuri, première femme à reprendre le flambeau (en 2016), en passant par Yves Saint Laurent, Marc Bohan ou John Galliano, l’exposition dessine soixante-dix ans de création, d’invariants – une extrême féminité, l’amour de la courbe –, et de révolutions.

RELIRE  : Maria Grazia Chiuri, première femme directrice artistique chez Dior

Parfois déconcerté, le visiteur ne sait s’il se promène dans un sublime clip publicitaire ou dans un parcours artistique. Mais il se laisse griser par la conjonction de tous les savoir-faire qui concourent à la perfection d’une robe. « À l’aide de ce petit crochet, je vais chercher et fixer chaque paillette, explique une brodeuse, dévoilant ici quelques secrets de son métier. Je travaille sur l’envers du tissu : une main guide le crochet, l’autre dispose les paillettes une à une… » Des visiteurs boivent ses paroles en suivant ses gestes virtuoses. « Nous sommes neuf brodeuses permanentes dans l’atelier qui travaille pour Dior, mais nous faisons appel à des renforts lors des collections », précise la jeune femme.

Une analyse éclairante de la photographie de mode

Le rôle de la photographie de mode est analysé de manière éclairante. Christian Dior a bien saisi son importance pour démultiplier l’impact de ses créations. Il s’attache les services des plus grands pour magnifier, avec faste ou humour, ses modèles.

Voici un gigantesque tirage signé Richard Avedon : Dovima with elephants, evening dress by Dior, Cirque d’Hiver, Paris, August 1955, montre une somptueuse mannequin entre deux pachydermes. Quel contraste avec sa fine silhouette, liane ondulant dans un fourreau noir. Pourtant, la ceinture claire qui enserre sa taille et se répand jusqu’au sol ne l’attache-t-elle pas au pouvoir de l’apparence, tout comme la chaîne de fer lie la patte des éléphants à leur poteau de cirque ?

Emmanuelle Giuliani







--br via tradutor do google
SLIDESHOW - Dior um dia, Dior sempre no Museu de Artes Decorativas de Paris.

Sumptuosamente escenografado, a retrospectiva Christian Dior no Musée des Arts Décoratifs conta a história de um homem até 7 de janeiro, promovendo a história de uma casa, misturando moda, arte e negócios.

"Aqui estão os frutos das flores, folhas e galhos ..." Esta linha de Verlaine vem à mente assim que você entra "Les jardins Dior". Sob um dossel de 30.000 rosas e papel wisteria, vestidos bucólicos são organizados como bailarinas prontas para o lançamento. Suas corolas florescem em delícias de cores suaves, texturas translúcidas. E, aqui e ali, algumas pinturas para confirmar as conexões entre as artes plásticas e a moda de acordo com Christian Dior: Margaridas e sorveiras de Odilon Redon, Jardim Giverny de Monet ou Rosas em uma Copa Fantin-Latour ...

Se este espaço dedicado à natureza, fonte de inspiração do criador, é, sem dúvida, o mais poético da retrospectiva que o Museu das Artes Decorativas dedica a ele, muitos outros competem por efeitos. Nathalie Crinière, já conhecida por sua agitada apresentação da exposição Yves Saint Laurent no Petit Palais, imaginou uma decoração fantasiosa e suntuosa. Uma imaculada evocação da oficina da casa Dior aumenta tanto quanto o olho pode ver.

Um "Colorama", um labirinto cromático com vitrines supersaturadas de objetos, acessórios, sapatos, modelos e vestidos em miniatura, mostra as variações comerciais das quatro letras de um nome. Na grande galeria transformada em um carrossel mágico, reforçada por um toque de vídeo, a dimensão teatral da moda vestir princesas e estrelas faz todo o sentido.

Invenção do "novo visual"

De Christian Dior, inventando depois da guerra o "novo olhar" com suas largas saias, cintura apertada e ombros gentilmente desenhados, para Maria Grazia Chiuri, primeira mulher a pegar a tocha (em 2016), através de Yves Saint Laurent, Marc Bohan ou John Galliano, a exposição desenha setenta anos de criação, invariantes - uma feminilidade extrema, o amor da curva - e as revoluções.

RELEIR: Maria Grazia Chiuri, primeira diretora artística feminina da Dior

Às vezes desconcertado, o visitante não sabe se ele está caminhando em um clipe de publicidade sublime ou em uma jornada artística. Mas ele se deixa intoxicado pela conjunção de todos os saberes que contribuem para a perfeição de um vestido. "Usando este pequeno gancho, vou olhar e consertar cada palha, explica um bordador, revelando aqui alguns segredos de seu trabalho. Trabalho no lado errado do tecido: uma mão guia o gancho, o outro tem lantejoulas, um a um. .. "Os visitantes bebem suas palavras seguindo seus gestos virtuosos. "Somos nove comandas permanentes na oficina que trabalham para a Dior, mas pedimos reforços nas coleções", diz a jovem.

Uma análise iluminante da fotografia de moda

O papel da fotografia de moda é iluminado. Christian Dior apreendeu sua importância para multiplicar o impacto de suas criações. Ele atribui os serviços do melhor para ampliar, com ostentação ou humor, seus modelos.

Aqui está uma cópia gigantesca de Richard Avedon: Dovima com elefantes, vestido de noite de Dior, Circus d'Hiver, Paris, agosto de 1955, mostra um modelo sumptuoso entre dois pachyderms. Que contraste com sua silhueta fina, videira acenando em uma bainha preta. No entanto, não o cinto que envolve sua cintura e se espalhou no chão amarrá-la ao poder da aparência, assim como a corrente de ferro liga a perna dos elefantes ao pólo do circo?


Emmanuelle Giuliani