Google+ Followers

quarta-feira, 9 de setembro de 2015

MUSEO COMO HERRAMIENTA DE INTEGRACIÓN SOCIAL -- · en CULTURA, DIDÁCTICA PARA NIÑOS, GESTIÓN, INSTITUCIONES, MUSEO, OPINIÓN. ·

Los museos son un lugar privilegiado para observar la nueva realidad socio-cultural a la que estamos llegando actualmente. Vislumbramos una realidad que nuestra sociedad está experimentando y los servicios educativos de los museos también – cuando los tienen -. Los museos pueden actuar como un canal de transmisión entre aquello que ocurre en la comunidad y la propia sociedad en la que se encuentra, sobre todo desde el punto de vista de la ayuda a la integración. Por esta razón, han visto necesario analizar a fondo la situación para afrontar el reto de la adaptación en su modernización y a los cambios sociales.


Debemos pensar que en alguna de nuestras clases en las escuelas y colegios – públicos en su mayoría – se encuentran grupos con una tasa de niños y niñas emigrantes del 100%, y con múltiples nacionalidades. En Salt (Gerona, España, aunque hay otros muchísimos ejemplos), donde ha habido una fuerte llegada de población extranjera, ha hecho que en la última década del 2013-2014, los alumnos de origen emigrante haya alcanzado el 83% (redondeado) del total de la población estudiante en las escuelas.


Otras escuelas, mejor los llamamos colegios, se han cerrado en banda donde se concentran los alumnos nativos del país, “producto 100% nacional”, con presencia casi nula de alumnado extranjero. Esta situación lo que provoca es que los alumnos de los colegios vivan en una burbuja, alejados de la realidad de lo está ocurriendo en esta aldea global nuestra. Ya en sus casas, con el Facebook, Instagram, You Tube, chats, whastapps, etcétera, no están aprendiendo nada, solo a escribir cada día peor.


El museo debe ser un espacio neutral, un lugar de encuentro donde se pueden llegar a romper esas barreras ideológicas que tanto daño hacen a nuestra sociedad en convivencia los unos con los otros en paz, respeto, solidaridad y sin prejuicios. Hay que saltarse esas barreras culturales ya rancias, las económicas y las que hagan falta, en un espacio vivo donde se pueda compartir y mostrar nuestra herencia cultural. Esta es una herencia cultural que invariablemente se ha nutrido a lo largo de la historia – en la mayoría del mundo conocido – de las aportaciones de los pueblos y gentes diversas que vienen y van, procedentes de todas las capas de la sociedad. El museo entonces puede representar un complemento de mucho valor para la educación en estos momentos de cambio social y necesidades excepcionales (como son las huidas masivas de personas desde países en conflicto).


Los que llegan deben enraizarse cuatro antes, si se les deja; hasta que no se produzca una estabilidad que les permita dedicar una parte de sus ingresos y de su tiempo al ocio, el acceso de estos grupos de personas a los museos, y otras instituciones de carácter cultural, deberá realizarse a través de programas de públicos que estén dentro de la influencia de la discriminación positiva hacia esos colectivos.


Es necesario que los responsables de los museos superemos el estadio de programar visitas y talleres compuestos exclusivamente por y para emigrantes – aunque menos es nada, desde luego -, porque, al hacerse así, estamos generando una nueva exclusión en la falta de integración de estas personas a la sociedad desde dentro del propio museo.





fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti  Espacio Visual Europa (EVE)

Nenhum comentário:

Postar um comentário