Google+ Followers

quinta-feira, 10 de setembro de 2015

Museo de la Ciencia de Valladolid da una muy cordial bienvenida a todos los internautas cultos (de los de verdad, de los que saben que sin Ciencia no hay Cultura).

Nuestro centro quiere ser un espacio para la cultura científica abierto a los ciudadanos y visitantes de la ciudad de Valladolid, de Castilla y León, de España y el mundo.




Los objetivos que constituyen nuestra razón de ser son divulgar Ciencia en un amplio sentido: sus contenidos y también su funcionamiento, cómo se construye y cómo avanza; contribuir a que la sociedad adquiera cada vez una mayor cultura científica, y favorecer las conexiones y la colaboración entre las distintas manifestaciones de la cultura: ciencia, humanidades, artes..

El Museo es, en principio, un lugar muy real al que vale la pena venir (y, por supuesto, volver) para leer, mirar y admirar, para asombrarse y informarse, para escuchar y debatir, para experimentar, tocar, sentir, disfrutar, jugar… todas ellas formas eficaces y divertidas de aprender. En su interior es posible contemplar un gran péndulo de Foucault, conocer el proceso de pasteurización del vino, abrazar un cilindro del diámetro de un gasoducto real, elevar agua a más de un metro de altura con un tornillo de Arquímedes, imaginar la inmensidad del número de Avogadro, entender cómo funciona nuestro sistema nervioso, recorrer el “pasillo de los sentidos”, observar las plantas y animales del Islote del Palero, bucear en el apasionante mundo de la cartografía, sentirse minúsculo bajo la noche estrellada del Planetario o disfrutar contemplando los primeros acuarios fluviales de España.

Como centro vivo, el Museo mantiene una amplia oferta educativa, ofrece numerosas charlas y cursos, acoge congresos y reuniones científicas, participa activamente en la Semana de la Ciencia, organiza observaciones astronómicas, edita dos revistas para público de corta y larga edad… y acoge exposiciones itinerantes de gran interés y actualidad.

Pero, además, y especialmente en nuestros días, el Museo es también un espacio virtual cuya tarjeta de presentación es su página web, completamente renovada a partir del 16 de diciembre de 2009 y con facilidades 2.0. Nuestra imagen virtual no estaría completa sin un grupo en facebook (Museo Ciencia Valladolid), un canal Youtube y, por supuesto, un blog. 

Les esperamos en nuestro hogar de las musas de la Ciencia que es también, siempre, su casa.


--Desde la Avenida de Salamanca,desde las márgenes, puentes o cauce del Pisuerga, el singular complejo arquitectónico del Museo de la Ciencia, obra de los arquitectos Enrique de Teresa, Rafael Moneo, y colaboradores, nació para ser percibido en movimiento. La fachada de cerámica de la antigua fábrica de harinas de El Palero, la cara de cobre oxidado y vidrio mirándose en el agua, la torre enrejada, la pasarela sobre el río, las plazas, el gran vestíbulo interior, el Planetario, las salas de exposiciones... todo el conjunto arquitectónico respira Ciencia y Arte, y su experiencia se convierte en una sorprendente sucesión de acontecimientos visuales.

En cuanto a la arquitectura exterior tiene especial relevancia la emblemática torre del Museo,conocida y reconocida por todo el público, aunque poca gente sabe lo que realmente hay en su interior: se trata del centro neurálgico del Museo, ya que varias de sus plantas acogen las oficinas de los distintos departamentos. En la última planta se encuentra un restaurante que ha sido galardonado con una estrella Michelín. 

El siguiente elemento exterior más singular por su valor histórico y arquitectónico es la fachada de ladrillo caravista rojo (antigua fachada de la fábrica de harinas) existente en la plaza Sur del Museo. Detrás de la misma y en el interior de un edificio de cuatro plantas se encuentra la mayor parte de la exposición permanente del Museo.

Otro elemento muy llamativo por su cubierta de diente de sierra color verde es la sala deexposiciones temporales. Junto a ellla puede verse un cubo realizado en hormigón blanco, que aloja la cúpula de nuestro planetario.

El amplio vestíbulo, al cual se puede acceder desde las plazas Norte y Sur del Museo, conecta todos los elementos anteriores.

El Museo cuenta también con un moderno Auditorio en la plaza septentrional, conectado con el cuerpo central del edificio mediante una estructura elevada que corresponde, en la planta sótano, a la Sala L de exposiciones temporales.

Como último espacio, pero no por ello menos importante, es la Casa del río Pisuerga situado en el otro margen del río y comunicado con el Museo a través de una espectacular pasarela peatonal.

Desde esta página web es posible realizar una visita virtual al Museo.



fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti
http://www.museocienciavalladolid.es/opencms/mcva/Conocenos/Presentaciones/

Nenhum comentário:

Postar um comentário