Google+ Followers

domingo, 25 de outubro de 2015

MUSEO LOCAL: METAS Y TAREAS -- · en MUSEOGRAFÍA. ·

Las metas de los museos deben ser las mismas para todos, sin excepción. A saber: reunir colecciones, conservarlas, estudiarlas, interpretarlas y exhibirlas.

Bell&Ross

En todos y cada uno de los museos, estas metas generales están relacionadas con las metas individuales que especifican los objetos, obras y contenidos que hay que reunir, conservar, estudiar, interpretar y exhibir (arte, objetos relacionados con la historia, con la naturaleza, con la técnica, etcétera), así como, en la mayoría de los casos, el objetivo u objetivos por los que se llevan a cabo estas tareas. Las metas de un museo se suelen indicar en sus estatutos u otro documento fundacional. Estas metas fijan e imponen unas condiciones a la organización, para lo que se habrán dispuesto los recursos necesarios mediante la consecución e inversión de recursos económicos. De esta forma, se va más allá del alcance de las actividades de gestión y solo se cambiarán en situaciones especiales. El buscar e intentar alcanzar otras metas que no sean esta es quemar esfuerzos para nada.


La dirección del museo tiene la responsabilidad de asumir todas las tareas de su gestión óptima. Su autoridad es ilimitada dentro de su gobierno, el más alto nivel de decisión estará basado en el establecimiento de prioridades entre la metas aceptadas por el equipo de dirección y, como pasa en el caso de un museo con colecciones de diferente naturaleza (Museo Regional de Artes Populares e Historia), en la esencia de esas metas, ¿qué es lo más importante? ¿Qué es lo que debemos resaltar? ¿Hasta qué punto? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Deben desviarse recursos para comenzar un programa de exposiciones especializadas que sean temporales o intinerantes? ¿Debería venderse un legado de grandes dimensiones, inesperado y sin condiciones para ser exhibido en el museo y comprar con ese dinero un laboratorio de conservación o para acumular fondos para adquisiciones? Si existe un descenso en los ingresos – algo que ahora sucede constantemente – ¿Qué áreas del programa definido deben recortarse o eliminarse? ¿Qué proporción d una nueva ala debe destinarse a la creación de salas y que proporción a aulas? Aunque es posible que los altos directivos desempeñen una función de respaldo cuando establecen prioridades dentro de las metas aceptadas por el museo, esta tarea es esencialmente responsabilidad de la dirección en su conjunto y, en ocasiones, de todo el staff de trabajadores del museo. Generalmente, esto tendrá lugar mediante la adopción de presupuestos a corto plazo y planes a largo plazo.


Las actividades relacionadas con la gestión del museo que lleva a cabo su director, comienzan en una escala inferior a éste. La capacidad del director para mandar procede del consejo de dirección, mediante delegación. Una de las principales tareas es la de traducir las metas generales e individuales del museo, ordenadas por el rango de prioridad en los portaran de gestión. En otras palabras, las tareas de los directores, que está directamente relacionada con las metas y objetivos, consiste en convertir el esquema básico y “abstracto” de las metas del museo en algo concreto y ejecutable.


La traducción de metas en programas es una tarea continua relacionada con la gestión y no puede realizarse totalmente durante la vida del museo. La meta más importante de las muchas que puede llegar a tener un museo es, en esencia, imposible de alcanzar. Por ejemplo, la meta de conservar todos los objetos de la colección puede ser imposible de conseguir. Los museos locales difieren de otras organizaciones sin ánimo de lucro dedicadas a la consecución de dichas metas, alcanzables en teoría, como es la erradicación de un mal en la sociedad (la estupidez y la ignorancia, o ambas a la vez).


Durante el trabajo en las tareas habituales relacionadas con esos objetivos y metas, los directores suelen separar sus iniciativas del programa dividiéndolas en una serie de elementos (objetivos) que, junto con la administración de su autoridad, pueden ir delegándolos a otras personas dentro de su equipo. En cada uno de los niveles intermedios, este proceso (incluyendo la identificación de objetivos secundarios) puede asignarse al objetivo principal que se haya marcado el museo.La suma del objetivo madre y los objetivos hijos constituirá el programa real de objetivos del museo, Algo que parece sumamente obvio pero que cuando miramos alrededor se convierte en entelequia.


Con programas de objetivos adecuados y a la medida de la capacidad de ejecución en la misión del museo, las tareas relacionadas con las metas se distinguen de las que están relacionadas con los recursos y los métodos por la personalidad directa con la que se relacionan los programa públicos de los museos. Por tanto, el hecho de planificar o redactar un manual de las colecciones se clasificaría como un trabajo relacionado con las metas. El diseño o ejecución de un sistema de adquisiciones mediante el cual el museo pudiera realizar regularmente sus trabajos de imprenta, se clasificaría como una tarea primordialmente relacionada con los métodos.

“GAU-8 meets VW Type 1”

La entrada de hoy nos ha salido un poco ladrillo. Os pedimos disculpas, pero había que contarlo.








Espacio Visual Europa (EVE) 


Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

Vamos compartilhar.

Nenhum comentário:

Postar um comentário