Google+ Followers

quinta-feira, 22 de outubro de 2015

MUSEOS: ASPECTOS PRÁCTICOS DEL MARKETING - · en GESTIÓN, INSTITUCIONES,MUSEO, OPINIÓN, PATRIMONIO. ·

Permitid que hoy sigamos hablando de márketing de museos, que parece que despierta vuestro interés – ayer se multiplicaron exponencialmente nuestros lectores y nos da mucha alegría -. Pero vayamos al tema que nos ocupa. Quizá, uno de los trabajos más complicados en el desarrollo de una estrategia de márketing para el museo local, sea definir correctamente cual es su misión, el trabajo que supone meternos de lleno en el proceso de definición exacta de esa misión. Además, se complica si consideramos que esa definición debe ser revisada al menos una vez al año y se debe contar con una definición total revisada cada 5 años. Puede que la misión del museo no cambie en el tiempo, pero el reconocimiento y consolidación del posicionamiento de la institución, lo que podríamos denominar status quo del museo a partir del análisis de varios factores (ingredientes), que son muy importantes para que la definición sea congruente y el museo evolucione positivamente en consecuencia.


Una vez identificadas, cerrando una previsión de las necesidades concretas del museo, el proceso de satisfacer dichas necesidades puede comenzar con el suministro de los servicios. Los especialistas en economía de mercado, preocupados siempre por el producto – estamos considerando el museo como producto -, generalmente destacan cuatro áreas de necesidad:
Análisis y previsión, es decir, investigación de mercado y auditoría tras el marketing. Nosotros, este proceso lo denominamos “auditorías de éxito”.
Desarrollo y diseño de producto.
Influencia de la demanda: diseño, publicidad, relaciones con los medios de comunicación, etcétera.
Servicio, formación del personal, distribución, servicio post-venta – fidelización -, etcétera.


Los especialistas en economía también sugerirán que una estrategia de marketing que sea un éxito dependerá de una combinación maestra de esos cuatro ingredientes – que nosotros aplicamos a los museos – para conseguir una mezcla factible, realista, es decir, la receta apropiada que debe cocinar un museo en concreto.

Archivo EVE

Estas cuatro áreas que hemos listado son las apropiadas para los fabricantes de producto, pero se pueden adaptar perfectamente al discurso estratégico del museo – el museo como producto de consumo -, en cuyo caso los ingredientes deberán incluir: consciencia de la propia personalidad de la institución – saber quienes somos al milímetro -, investigación de mercado – conocimiento a fondo del potencial visitante con el uso de encuestas -, diseño e interpretación – museografía -, relación con los medios de comunicación, formación y reciclaje de las personas que trabajan en el museo, etcétera.


Un sistema común de análisis clasifica las variables (ingredientes) como las “seis Ps”: producto, plaza (lugar), presentación, promoción, precio y personas. Por ejemplo, la Asociación de Museos Independientes de Inglaterra, usan esta forma de segmentación y la adaptan de una manera muy útil a la combinación de elementos del propio museo; en muchos de ellos el precio queda fuera de las “6 Ps”, por ser casi todos ellos gratuitos.


En cualquier caso, debemos apuntar que, pese a todas estas recetas, el márketing no se transformará en un conjuro mágico, no se convertirá en la olla de Obelix que nos hará invencibles, que no se trata de crear solo estrategias basadas en ocurrentes slogans publicitarios, pero si que se puede volver un hecho científico cuasi matemático si cabe si se hace con sentido común y dentro de la verdad de los hechos. Por eso decíamos que tan difícil es definir nuestra misión ya que se trata de saber a fondo quienes somos, sabiendo con claridad meridiana hacia dónde queremos ir. El plan que trazará la ruta de ese viaje lo denominamos “plan de marketing mix” del que hablaremos en otra entrada.




Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

compartilhe!

Nenhum comentário:

Postar um comentário