Google+ Followers

sábado, 1 de abril de 2017

MUSEOS DE MASSACHUSETTS (EEUU). · en ARTE, CULTURA, MUSEO, MUSEOGRAFÍA, MUSEOLOGÍA, OPINIÓN, RELATO, VIAJES. ·

Hablamos del estado más poblado de toda Nueva Inglaterra: Massachusetts, emblema de la parte más “europea” de los Estados Unidos. Desde las playas arenosas de Cape Cod (Tiburón) a las villas universitarias del valle de Pioneer y las colinas Woodsy de los Berkshires. La rica historia del estado aparece por todo el territorio: descubre la costa de Plymouth, donde los peregrinos se establecieron por primera vez en tierras yankees; explora los campos que vieron las batallas de Lexington y Concord, donde sonaron los primeros disparos de la Revolución Americana; pasea por las calles adoquinadas y los antiguos puertos de Sálem (hogar de las brujas), la isla de Nantucket (Moby Dick) y New Bedford, lugares donde surgió la mejor literatura inspirada en la caza de ballenas y las tormentas inmensas que los barcos mercantes tuvieron que superar, o no.


Hoy en día Massachusetts es también diversa y dinámica. Boston es el capital indiscutible del estado (capital política también), pero las ciudades más pequeñas como son Provincetown y Northampton también ofrecen grandes momentos de arte y música, siendo poblaciones activas que ofrecen un montón de oportunidades para disfrutar al aire libre.

Los museos son muchos y, como en otras ocasiones, haremos la selecciono de aquellos que consideramos los imprescindibles.



El MFA original abrió sus puertas al público el 4 de julio de 1876, celebrando el centenario de la nación. Construido en Copley Square, el MFA fue el hogar de 5.600 obras de arte. Durante los siguientes años, la colección y número de visitantes creció exponencialmente. En 1909 el Museo se trasladó a su casa actual en Huntington Avenue. Hoy en día, el MFA es uno de los museos de arte más importantes del mundo; La colección abarca cerca de 500.000 obras de arte, dando la bienvenida a más de un millón de visitantes cada año para disfrutar desde el arte de Egipto antiguo al contemporáneo, con la celebración de exposiciones especiales, y programas educativos innovadores. El Museo ha experimentado una gran expansión y un cambio significativo en los últimos años; el año 2010 marcó la inauguración del Ala del Arte de las Américas, con cuatro niveles sobre arte americano, desde lo más antiguo a lo moderno. En 2011, el ala oeste del museo se transformó en el ala de la familia Linde de Arte Contemporáneo, con nuevas galerías, espacios sociales y de aprendizaje. El 2013 abrió con galerías mejoradas y nuevas para exponer el arte europeo, asiático y africano, y con mucho más que viene en los próximos años.



“Hay muchas razones para visitar el PEM. A veces, para disfrutar de una obra de arte con alguien especial a tu lado es toda la motivación que necesitas. Puedes sentarte en el atrio lleno de luz, mirando la expresión en la cara de un niño mientras hace un collage, cada experiencia vale la pena en el museo. El PEM es el lugar para venir para ea disfrutar, para alimentar tu espíritu, compartir la experiencia con la familia y amigos, y para la estimulación creativa. Obtenemos información interesante sobre nosotros mismos y otras culturas a través de exposiciones especiales, festivales de fin de semana y programas de creación artística familiar. El visitante es vital para completar la ecuación. Las experiencias modelan el arte que disfrutas y las representaciones que observas, haciéndolas más significativas y transformadoras. El PEM continúa formando parte de vidas haciendo la diferencia”. Dan L. Monroe. Director y CEO de Rose-Marie and Eijk van Otterloo Foundation.



El museo fue establecido en 1998 como la cara pública de los tres museos de investigación que existen en la universidad de Harvard: el museo de la zoología comparada, el museo herbario de la universidad de Harvard, y el museo mineralógico y geológico. Presentando estas colecciones incomparables y facilitando la investigación de los científicos a través de la universidad, el museo de Harvard tiene la misión de realzar la comprensión pública y la apreciación del mundo natural y del lugar humano en el mundo, suscitando curiosidad y descubrimiento en los visitantes de todas las edades. El museo de hoy refleja tanto la historia de sus museos afiliados como la evolución de la institución del siglo XXI, que genera investigaciones de vanguardia, aborda temas contemporáneos y ofrece una experiencia educativa creativa en un ambiente único e íntimo. Cada año, más de 250.000 personas se aprovechan de todo lo que el Museo de Historia Natural de Harvard tiene para ofrecer. Los visitantes incluyen a más de 40.000 escolares en grupos; adultos y niños de toda la región; y turistas de todo el país y el mundo. El museo es la atracción más visitada en Harvard, para disfrutar de sus colecciones históricas, sus exposiciones temporales, y sus recientemente inauguradas galerías permanentes.



Desde su fundación, los Museos de Arte de Harvard – el Museo Fogg, el Museo Busch-Reisinger y el Museo Arthur M. Sackler – se han dedicado a promover y apoyar el aprendizaje sobre artes en la Universidad de Harvard, en la comunidad local y en todo el mundo. Los museos han desempeñado un papel destacado en el desarrollo de la historia del arte, la conservación y la ciencia de la conservación, y en la evolución del museo de arte como institución. Mediante la investigación, la enseñanza, la formación profesional y la educación pública, estos museos se esfuerzan por promover el entendimiento y la apreciación del arte. Los programas animan a mirar de cerca las obras de arte originales, la colaboración dentro del campus y crear socios de la comunidad aficionados a la estética artística. La reciente renovación y expansión de los museos de arte de Harvard se basa en los legados de estos tres museos uniendo sus colecciones extraordinarias bajo un mismo techo por primera vez. El diseño de Renzo Piano Building Workshop conservó el edifico del año 1927 del Museo Fogg, al tiempo que transformaba el resto del espacio para satisfacer las necesidades del siglo XXI.



Fundado en 1903, la rica historia del museo revela una íntima relación con las comunidades a las que sirve. Motivado por el orgullo cívico y el deseo de preservar los artefactos y narraciones de la región, el museo fue fundado por los hijos de los progenitores de la industria ballenera estadounidense. La vieja sociedad histórica de Dartmouth fue establecida “para crear y fomentar un interés en la historia del viejo Dartmouth (ahora la ciudad de New Bedford, de Acushnet, de Dartmouth, de Fairhaven y de Westport, MA). La magnitud de la colección fue un factor crítico en el establecimiento en 1996 del Parque Histórico Nacional New Bedford Whaling, en el cual el museo desempeñó un papel primordial. La longevidad del museo ha pulido su misión como tesoro histórico y cultural. Guardián de la memoria colectiva de la región, el museo conserva los pasados comunales, huellas de la memoria de las numerosas comunidades que se asentaron en el puerto de New Bedford. El museo enseña lecciones relevantes sobre problemas globales apremiantes de hoy, incluyendo las consecuencias del agotamiento de los recursos naturales, la diversificación de la industria y la necesidad de tolerancia en una sociedad multicultural.

Museo Eric Carle | Amherst


El Carle alberga más de 11.000 objetos, incluyendo 7.300 ilustraciones en su colección permanente, tres galerías de arte, un estudio de creación artística, un teatro y bibliotecas académicas, además de programas educativos para familias, estudiosos del arte, educadores y escolares. Las ofertas educativas incluyen la capacitación profesional para educadores en todo el país y cuatro programas de posgrado en la literatura infantil en colaboración con Simmons College. El museo recoge, conserva, archiva y expone libros ilustrados e ilustraciones de libros ilustrados de todo el mundo. Además de subrayar el significado cultural, histórico y artístico de los libros ilustrados y su forma de arte. El Museo Carle ofrece programas educativos que proporcionan la base para la integración de las artes y la alfabetización de los niños en el aspecto visual.



El museo defiende la idea de que el juego es la mejor forma para que los niños aprendan. En el caso de este museo, jugar tanto en un ambiente rico en estímulos como en una experiencia al aire libre natural es fundamental para los peques. Los niños son los principales estudiantes de ciencias más naturales. Ofreciendo el más mínimo estímulo, harán un montón de preguntas. Si el museo rodea a los niños con materiales y recursos estimulantes, seguirán sus instintos naturales para observar, predecir y experimentar, es decir, se convertirán en científicos. Los materiales simples son sus herramientas preferidas para aprender. El museo añadirá el potencial para aumentar la curiosidad, creatividad y el trabajo en equipo, ofreciendo una receta simple para crear estudiantes exitosos.



Durante más de 180 años, el Museo de Ciencias ha evolucionado para satisfacer las necesidades de la sociedad bostoniana convirtiéndose en una de las principales instituciones culturales de Boston en el proceso.Apoyado por fondos corporativos, de fundaciones y de la administración federal, el museo tiene como objetivo mejorar el conocimiento sobre la ingeniería y tecnología para personas de todas las edades, e inspirar a las próximas generaciones de ingenieros, inventores y científicos. Este institución es el único museo de la ciencia del país con una estrategia comprensiva y con la infraestructura necesaria para fomentar la instrucción tecnológica a otros museos de ciencia y escuelas a nivel nacional. El museo está creando exposiciones y programas de tecnología e integrando la ingeniería como una nueva disciplina en las escuelas a través de la reforma pedagógica. Reconociendo que un currículo educativo completo del siglo XXI debe incluir el estudio del mundo hecho por el hombre, el museo avanza en la alfabetización tecnológica de las escuelas ayudando a los demás estados a modificar los estándares y evaluaciones educativas, diseñando materiales de ingeniería y ofreciendo a los educadores formación y herramientas para la enseñanza de la ciencia.

Museo Norman Rockwell | Stockbridge


El museo contiene la colección más grande y más significativa del mundo creativo y artístico de Norman Rockwell. Norman Rockwell Museum presenta, conserva y estudia el arte de la ilustración como un recurso mundial para la reflexión, la participación y el descubrimiento del arte inspirado por Norman Rockwell y el poder de sus imágenes visuales, que moldean y reflejan numerosos aspectos de la sociedad moderna. El museo promueve el bien social a través de los valores cívicos del aprendizaje artístico, el respeto e inclusión, comprometiéndose a defender los derechos y la dignidad de todas las personas a través de los mensajes universales de humanidad y bondad retratados por Norman Rockwell.



El Museo de Arte de Worcester es mundialmente conocido por su colección de 35.000 piezas de pinturas, escultura, artes decorativas, fotografía, grabados, dibujos y nuevos medios. Las obras abarcan 5.000 años de arte y cultura. En el museo se puede disfrutar de pinturas de Cassatt, Gauguin, Goya, Monet, Sargent y Whistler; admirar mosaicos de la antigua ciudad de Antioquía; ver arte contemporáneo de vanguardia; y descubrir los muchos otros tesoros que expone el museo en sus enormes galerías. Se organizan exposiciones especiales que muestran las obras maestras, gemas raramente vistas y obras importantes en régimen de préstamo.



Es el único museo dedicado a exponer lo peor del arte a la más amplia audiencia, sintiéndose obligados moralmente a explorar formas nuevas y más creativas de llevar esta inapreciable colección de arte malo, de calidad terrible, a una audiencia global. Otra institución cultural de Boston, Dedham Community Theatre, permitió generosamente al MOBA el uso de su sótano. La primera galería permanente ahora está convenientemente situada justo fuera de una sala de cine de 1927. Se ha creado en el museo un ambiente de convivencia, en un único lugar que entraba dentro de los estándares de mala calidad, un sótano de teatro. El Teatro Somerville en Davis Square, es ahora su segunda sede del horror estético.



El Museo de Arte de la Casa de Whistler está comprometido en preservar el lugar de nacimiento del famoso pintor James McNeill Whistler, uno de los mejores y mas grandes artistas de Estados Unidos. El museo trabaja para poner en el mapa el Valle del Río Merrimack, presenta la historia de la casa del artista y las obras de sus residentes originales, innovadores de la Revolución Industrial Americana. El museo está también comprometido con la educación del público sobre el arte americano del siglo XIX, promoviendo las investigaciones y exposiciones actuales relacionadas con Whistler, la propia casa, el condado de Lowell y de los artistas regionales.



El museo de Berkshire es el repositorio para los objetos asociados con las vidas de figuras bien conocidas en la historia americana. Entre otras cosas, la exposición de la primera expedición exitosa al Polo Norte por parte de Robert E. Peary y Matthew Henson en 1908 y 1909 que fue apoyada por Crane, el traje de piel de Henson, el trineo que hizo el viaje y otros equipos de la empresa encontraron un hogar en el Museo de Berkshire, etcétera. También se puede visitar el escritorio de Nathaniel Hawthorne y el mosquete que se cree que perteneció a Israel Bissell (una cohorte de Paul Revere que hizo un paseo de medianoche a Filadelfia para advertir que “Los británicos están llegando”), todo forma parte también forman parte de la extensa colección permanente.







La Biblioteca y Museo Presidencial John F. Kennedy está dedicado a la memoria del trigésimo quinto presidente de Estados Unidos y a todos aquellos que, a través del arte de la política, buscan crear un mundo nuevo y mejor. Ubicado en un parque de diez acres, con vistas al mar que amaba y la ciudad que lo lanzó a la grandeza, la Biblioteca se erige como un vibrante tributo a la vida y los tiempos de John F. Kennedy. Visitar el museo que retrata la vida, el liderazgo y el legado del Presidente Kennedy, transmite su entusiasmo por la política y el servicio público, e ilustra la naturaleza del cargo del Presidente. Los estudiantes y los eruditos pueden también realizar investigación usando su colección de materiales históricos que relatan la política de la mitad del siglo XX y la vida y la administración de John F. Kennedy (texto del museo).






El Museo Spellman es un centro de aprendizaje para personas de todas las edades sobre la historia del correo y los sellos. El museo conserva, realza y expande sus colecciones, biblioteca e instalaciones, proporcionando programas y actividades como un fideicomiso filatélico para la educación permanente y la inspiración del público en general. El museo promueve la afición de la recolección de sellos, siendo un recurso para atraer a los historiadores, a los curiosos, y a los investigadores.






Fuller Craft Museum fue posible gracias al trabajo de Myron Fuller, quien en agosto de 1946 creó un fondo fiduciario para construir un centro de arte educativo. De su riqueza acumulada, Fuller reservó la suma de un millón de dólares, para establecer el museo de arte y el centro cultural en memoria de su familia. En 1969, el museo fue construido y abrió sus puertas como el nuevo Centro de Arte Brockton Fuller Memorial. No hubo colección, pero se programaron conferencias y exposiciones de dibujos y pinturas en su mayoría, todo por el precio de membresía anual de 10 dólares. El museo eventualmente cambió su nombre a The Fuller Art Museum y comenzó a coleccionar obras de arte en todos los medios. En 2004, el museo cambió de nuevo a Fuller Craft Museum para centrarse exclusivamente en la recolección de arte contemporáneo, basándose en la creación de objetos funcionales remontándose aproximadamente a finales de la Segunda Guerra Mundial. Los fabricantes que trabajan principalmente con sus manos en materiales que son táctiles y familiares (madera, metal, vidrio, cerámica y fibra) han estirado los límites de estos objetos cotidianos funcionales en el arte conceptual, el personal, el virtuosismo y la imaginación. En este momento, Fuller Craft Museum es un lugar emocionante para disfrutar del mundo del arte contemporáneo. Se exponen colecciones, exposiciones, demostraciones, talleres y eventos especiales donde se puede tocar literalmente los materiales y objetos. El museo se esfuerza por mantener este trabajo accesible, para poner a la gente en contacto con las mentes y los métodos de los fabricantes, en contacto con los valores incorporados por la artesanía.










fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti


Cultura não é o que entra pelos olhos e ouvidos,
mas o que modifica o jeito de olhar e ouvir. 

A cultura e o amor devem estar juntos.

Vamos compartilhar.

Culture is not what enters the eyes and ears, 
but what modifies the way of looking and hearing.

Nenhum comentário:

Postar um comentário