Google+ Followers

sexta-feira, 24 de julho de 2015

¿QUÉ ES MUSEOLOGÍA? -- · en INSTITUCIONES, MUSEO,MUSEOLOGÍA, OPINIÓN, PATRIMONIO. ·

Desde el punto de vista de la pura etimología, la museología es “el estudio del museo” y no su práctica, la cual remite a la museografía. No obstante, el término, confirmado en su sentido más amplio a lo largo de los años 50 y su derivado museológico (sobre todo en su traducción literal inglesa museology y su derivado museological) ha encontrado cuatro significados muy claros que os mostramos a continuación.

Archivo EVE


1. La primera acepción y la más difundida de acuerdo con el sentido común, tiende a aplicar ampliamente el término “museología” a todo lo que concierne al museo y es, en general, retomada en este Diccionario bajo el término “museal”. Se puede hablar de los departamentos museológicos de una biblioteca (la preciada reserva o el gabinete de numismática), de cuestiones museológicas (relativas al museo), etcétera. 

Archivo EVE



A menudo es ésta la acepción detentada en los países anglófonos y por mala la mala costumbre – usar un anglicismo sin necesidad -, en los países latinoamericanos. Allí donde no existe una profesión específica reconocida, como lo son en Francia los conservadores, el término “museólogo” se aplica a toda la profesión museal (por ejemplo en Québec) y en particular a los consultores, cuya tarea es establecer un proyecto de museo o realizar una exposición.

Archivo EVE


2. La segunda acepción del término se utiliza generalmente en gran parte de las redes universitarias occidentales y se aproxima al sentido etimológico del término: el estudio del museo. Las definiciones más utilizadas se acercan a la propuesta de Georges Henri Rivière: ”La museología es una ciencia aplicada, la ciencia del museo. Estudia su historia y su rol en la sociedad; las formas específicas de investigación y de conservación física, de presentación, de animación y de difusión; de organización y de funcionamiento; de arquitectura nueva o musealizada; los sitios recibidos o elegidos; la tipología; la deontología”. (Rivière, 1981), La museología se opone, en cierta medida, a la museografía que designa el conjunto de prácticas vinculadas con la museología. Los medios angloamericanos, generalmente reticentes a la invención de nuevas “ciencias”, privilegian la expresión estudios de museo (museum studies), particularmente en Gran Bretaña donde el término museología (museology) aún hoy es poco utilizado. Es indispensable señalar, de manera general, que si bien este término se emplea cada vez más en todo el mundo a partir de los años 50, a medida que crece el interés por el museo, es poco usado por quienes viven el museo “cotidianamente” y su empleo queda preferentemente reservado para los que observan el museo desde el exterior. No obstante, a partir de 1960, esta acepción se ha impuesto progresivamente en los países latinos, suplantando el término museografía y hoy es ampliamente compartida por los profesionales de museos.

Archivo EVE


3. A partir de los años 60, en los países del Este, la museología llega a ser considerada como un verdadero campo científico de investigación de lo real (una ciencia en formación, una disciplina completa). Esta perspectiva que influye ampliamente en el ICOFOM entre los años 1980 y 1990, presenta a la museología como el estudio de la relación específica entre el hombre y la realidad, estudio dentro del cual el museo, fenómeno determinado en el tiempo, no es más que una de sus posibles materializaciones. “La museología es una disciplina científica independiente, cuyo objeto de estudio es la actitud específica del Hombre frente a la realidad, expresión de sistemas mnemónicos que se han concretizado bajo diferentes formas museales a lo largo de la historia. La museología es una ciencia social surgida de disciplinas científicas documentales y contribuye a la comprensión del hombre en la sociedad” (Stránsky, 1980). Esta aproximación particular, criticada por su voluntad de imponer a la museología como ciencia abarcando todo el campo del patrimonio, es considerada pretenciosa por más de uno, pero no por eso deja de ser fecundo el cuestionamiento que supone. Lo mismo sucede con el objeto de estudio de la museología, que no es el museo, ya que éste es una creación relativamente reciente desde el punto de vista de la historia de la humanidad. Es a partir de esta constatación que ha sido definido paulatinamente el concepto de “relación específica del hombre con la realidad”, a veces designado como musealidad (Waidacher, 1996). De esta manera, siguiendo las huellas trazadas por la Escuela de Brno, preponderante en este aspecto, se ha podido definir a la museología como “una ciencia que examina la relación específica del hombre con la realidad y consiste en la colección y la conservación consciente y sistemática y en la utilización científica, cultural y educativa de objetos inanimados, materiales, muebles (sobre todo tridimensionales) que documentan el desarrollo de la naturaleza y de la sociedad”. (Gregórova, 1980). Sin embargo, la asimilación de la museología a una ciencia – aún en curso de formación – ha sido abandonada en forma progresiva en la medida en que ni su objeto ni sus métodos responden verdaderamente a los criterios epistemológicos de una aproximación científica específica.

Archivo EVE


4. La Nueva Museología – nosotros la hemos denominado Museología Moderna, que es la que enseñamos en nuestros cursos – ha influido ampliamente en la museología de los años 80. Desde comienzos de la década, reagrupa a un cierto número de teóricos franceses cuya acción se irradia internacionalmente a partir de 1984. Al referirse a los precursores que desde 1970 han publicado textos innovadores, esta corriente de pensamiento puso el acento sobre la vocación social del museo y su carácter interdisciplinario, al mismo tiempo que sobre sus renovadas formas de expresión y de comunicación. Su interés se dirige a los nuevos tipos de museos concebidos en oposición al modelo clásico y a la posición central que ocupan en ellos las colecciones: se trata de los ecomuseos, los museos de sociedad, los centros de cultura científica y técnica y, de manera general, la mayor parte de las nuevas propuestas que tienden a utilizar el patrimonio en favor del desarrollo local. El término inglés New Museology (Nueva Museología), aparecido a fines de los años 80 (Vergo, 1989), se presenta como un discurso crítico acerca del rol social y político del museo, aunque aporta cierta confusión en lo referente al uso del vocablo francés ecomuseo (poco conocido por el público anglosajón).



5. Finalmente, la museología según una quinta acepción que aquí se privilegia porque engloba a todas las otras, cubre un campo muy vasto que comprende el conjunto de tentativas de teorización o de reflexión crítica vinculadas con el campo museal. El común denominador de este campo se caracteriza por la documentación de lo real a través de la aprehensión sensible y directa. No rechaza a priori ninguna forma de museo, incluyendo tanto a los más antiguos (Quiccheberg) como a los más recientes (cibermuseos), ya que tiende a interesarse por un orden abierto a toda experiencia que se refiera al campo de lo museal. Tampoco se restringe de ninguna manera a quienes reivindican el título de museólogos. En efecto, conviene resaltar que si bien ciertos protagonistas hicieron de este campo su dominio predilecto (al punto de presentarse a sí mismos como museólogos) otros, ligados a su disciplina de referencia y abordando sólo puntualmente el área museal, prefieren guardar cierta distancia con respecto a los “museólogos”, aunque ejerzan o hayan ejercido una influencia fundamental en el desarrollo de ese campo de estudios (Bourdieu, Baudrillard, Dagognet, Debray, Foucault, Haskell, McLuhan, Nora o Pomian). De este modo, las líneas directrices de un mapa del campo museal pueden ser trazadas en dos direcciones diferentes: una, con referencia a las principales funciones inherentes a dicho campo (documentación, tesaurización, presentación o también preservación, investigación, comunicación) o bien, considerando las diferentes disciplinas que lo exploran más o menos puntualmente.



Desde esta última perspectiva, Bernard Deloche sugirió definir a la museología como la filosofía de lo museal. “La museología es una filosofía de lo museal investida de dos tareas: (1) Sirve de metateoría a la ciencia documental intuitiva concreta, (2) Es también una ética reguladora de toda institución encargada de administrar la función documental intuitiva concreta” (Deloche, 2001).


MUSEOLOGÍA

S. f. Equivalente inglés: museology, museum studies; francés: muséologie; alemán: Museologie, Museumswissenschaft, Museumskunde; italiano: museologia; portugués: museologia.

fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti Espacio Visual Europa (EVE)

Nenhum comentário:

Postar um comentário