Google+ Followers

sexta-feira, 28 de agosto de 2015

AGENDAS MUNDI XLX – MUSEOS EN ISRAEL -- · en ARTE, CULTURA,INSTITUCIONES, MUSEO, OPINIÓN, PATRIMONIO, VIAJES. ·

Existen países que tienen como referente más conocido una ciudad, un paisaje concreto, una forma de entender la vida, etcétera. Para nosotros Israel es territorio místico asociado básicamente a la creencia cristiana y como tal acompañada de todo tipo de hitos sagrados. Hay otras ciudades en Israel, pero nosotros nos fijamos más en Jerusalem por todo el contenido histórico – además del místico – y su patrimonio.

Jerusalem, ciudad sagrada para los judíos, cristianos e incluso musulmanes, cuyo centro histórico es lugar conocido en todo el mundo del peregrinaje. Edificios sagrados, reliquias de todo tipo, lugar donde podrás caminar siguiendo los pasos de los profetas, recreando hechos históricos de forma continua, rezando si eres creyente acompañado de los rezos de centenares de personas concentradas en un mismo punto y por una misma razón. Lugares construidos por orden de califas, emperadores y reyes, rodeados de los hospicios que fueron residencia de los Cruzados y que los cardenales han hecho ahora suyos. Caminando por sus calles acompañados con la banda sonora de los tañidos de las campanas de docenas de iglesias y conventos, la llamada del muecín y el sonido del cuerno de cabra. De olores se puede hacer todo un tratado, desde el aroma a incienso que se escapa de las capillas al olor a sopa muy condimentada recién hecha en el mercado. Hablamos de una experiencia espiritual muy difícil de que pueda ser vivida en otros lugares que no se encuentren en Israel.

Y disfrutan de un buen número de importantes y modernos museos. Os mostramos hoy aquí alguno de los más destacables.

Museo de Israel | Jerusalem


Sin duda, es uno de los museos que marcan la excelencia cultural de la ciudad, un espléndido museo que da una visión completa de lo que fue este país en sus últimos 5.000 años de historia. Dispone de una enorme zona arqueológica y otra también muy grande dedicada al arte y comunidad judía. Pero eso no es todo ni mucho menos – el ala dedicada a las bellas artes tiene una extensa colección de pintura israelita. En los jardines que rodean el museo se exhiben esculturas de artistas locales. Pero quizá lo que todo el mundo no puede dejar de visitar en este fantástico museo es la exposición que alberga la colección de rollos manuscritos del Mar Muerto. El museo se comerá fácilmente la mitad de un día si lo visitáis con calma, eso sí, os recomendamos que os hagáis con una audio-guía, es imprescindible. Si os da la flojera podréis recargar baterías en el excelente restaurante del museo. También hay dos cafés si no tenéis hambre.



Con una arquitectura de última generación, el edificio Herta y Paul Amir hace que sea uno de los museos más vanguardistas del mundo, pero su historia es larga y activa. El museo comenzó su andadura en el año 1932 de la mano del alcalde Meir Dizengoff. El pabellón de arte contemporáneo Helena Rubinstein se abrió en 1959. El museo primigenio se traslado a donde se encuentra actualmente en 1971, cuando también se construyó el ala Lola Beer Ebner con su jardín exposición. El museo moderno también alberga el centro educacional Joseph y Rebecca Meyerhoff, que abrió en 1988. El museo dispone de una extensa colección de arte clásico y contemporáneo, especialmente arte israelí. Las colecciones del museo muestran también obras de los artistas más importantes de la primera mitad del siglo XX como es Gustav Klimt o Vassily Kandinsky y de los movimientos artísticos de esa época: Fauvismo, Expresionismo alemán, Cubismo, Futurismo, Constructivismo ruso, arte francés de los Impresionistas y post Impresionistas de la Escuela de París incluyendo trabajos de Chaim Poutine y obras claves de Pablo Picasso desde el Periodo Azul hasta sus últimos trabajos. También la colección incluye a Surrealistas como es Joan Miró. En la entrada se expone un mural del artista Pop Roy Lichtestein. En 195o Pegy Guggenheim donó al museo 36 obras de artistas pertenecientes al movimiento del Surrealismo y Arte Abstracto, con obras de Jackson Pollock, William Baziotes y Richard Pousette-Dart y del Surrealismo con muestras de Yves Tanguy, Roberto Matta y André Masson. La parte exterior del museo y el jardín está completado por obras escultóricas de todo tipo y condición.



El “Mishkan Le’omanut”, en cristiano es Museo de Arte de Ein Harod, es uno de los primeros museos de arte que se abrieron en Israel. El museo fue posible gracias a la colaboración de los miembros del kibutz en una primera instancia, en la creencia de que el arte y la cultura deben formar parte importante de la sociedad. El museo se inauguró en 1948, durante la guerra de la independencia de Israel. El museo exhibe una colección de 16.000 obras de arte, además de colecciones de arqueología y sobre la historia de la zona. La institución publica constantemente libros y catálogos sobre arte.



Este es el primer museo de Israel dedicado enteramente al diseño. El emblemático edificio fue diseñado por el diseñador industrial, además de arquitecto, Ron Arad en cooperación y ayuda de Bruno Asa, inaugurándose en 2010. El museo se encuentra en el distrito cultural de Holón incluyendo una mediateca con biblioteca, teatro, cine, etcétera. Muy cerca del museo se encuentra la facultad de diseño y el Instituto de Tecnología de Holón. La revista de viajes Condé Nast lo menciona como una de las maravillas del mundo que es de obligada visita.



Una visita a la ciudad de Jerusalem sin pasarse por el Museo del Holocausto Yad Veshem, no es de recibo, siendo un lugar que rinde memoria a los millones de hombres, mujeres y niños asesinados en la devastadora persecución nazi durante antes y durante la II Guerra Mundial. Recibe más de un millón de visitantes procedentes de todas las partes del mundo todos los años. Uno de los edificios del complejo del museo es una caverna artificial en forma de pirámide que se ha excavado en la roca de una montaña. Una vez que os encontréis dentro, os guiarán por un recorrido que muestra exposiciones multidisciplinares e interdisciplinares que documentan lo que el museo denomina “la historia de Shoah desde una única perspectiva judía, dándole máxima importancia a los testimonios de las víctimas del Holocausto, con la muestra de pertenencias, objetos originales, testimonios de los supervivientes y posesiones cedidas por sus propietarios a la institución”. Todo profundamente triste pero necesario que sea mostrado a todas las generaciones de personas que quieran saber que y como ocurrió la tragedia.



En 1996 un grupo de residentes de la comunidad y artistas decidieron montar el museo en la ciudad de Umm El Fahem (al norte de la ciudad árabe-israelí y con una tasa de desempleo desorbitada, ojo al dato). A pesar de la desoladora situación económica de la zona, el ultramoderno edificio, que ha costado millones, expone una de las colecciones de arte contemporáneo árabe y palestino más importantes del país. En cualquier caso, pretende ser un centro cultural muy activo para conectar la cultura árabe con la judía. Al menos el terreno donde está emplazado el edificio fue cedido gratuitamente por el ayuntamiento local.

Museo en el Seam | Jerusalem


Podríamos denominarlo un “museo provocativo” de Israel. Todo en este peculiar museo gira alrededor de cuestiones sobre las diferencias entre razas, economías, culturas del país, meter el dedo en la llaga para ser más exactos. El museo se denomina a sí mismo como “institución político-social”, exhibiendo contenidos sobre la polémica convivencia entre grupos dentro del país. Por otra parte, la cafetería de la terraza es muy agradable ofreciendo unas espectaculares vistas de la ciudad.



Este museo tan especial está situado al lado de la residencia oficial del primer ministro de Israel. La institución contiene una de las más impresionantes colecciones y archivos sobre el arte islámico en el mundo. Sus exposiciones permanentes muestran objetos artísticos en orden cronológico y siguiendo un orden geográfico relacionados con diferentes periodos del arte del Islam. El museo también es muy conocido por su enorme colección de relojes antiguos. En su día fue noticia porque el ladrón profesional Naaman Diller robó de los expositores una colección de relojes del museo por un valor de 204 millones de dólares. estos relojes se distribuyeron en cajas por todo el mundo, pero en el año 2004 se comenzó su recuperación gracias al testimonio y ayuda de la viuda de Diller.



El museo muestra una magna exposición de arte contemporáneo israelí además de programar conciertos de veranos en sus fantásticos jardines. Está situado en la vieja ciudad de Beer Sheva, también conocida como la “capital del desierto”. El edificio fue construido durante el periodo Otomano, al comienzo el siglo XX. Gracias a la actual renovación del edificio su esplendor original se ha recuperado.



Este museo de ciencias es un tanto geek, o funk si nos lo permitís. La institución del museo comparte edificio con el Instituto Nacional de Tecnología de Israel. El museo expone una extensa colección de objetos relacionados de una manera u otra con las ciencias, difundiendo los contenidos a partir del uso de paneles interactivos, “tócame” y artefactos pensados para los más pequeños, que no falten. La verdad es que todo e mundo se lo pasa muy bien en este museo. Muy recomendable para fans de la serie Big-Bang…”.

fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti Espacio Visual Europa (EVE)

Nenhum comentário:

Postar um comentário