Google+ Followers

terça-feira, 1 de setembro de 2015

MUSEO LOCAL: DIVERSIDAD DE VISITANTES -- · en CULTURA, GESTIÓN,INSTITUCIONES, MUSEO, MUSEOGRAFÍA, MUSEOLOGÍA, OPINIÓN. ·

Relajando nuestra atención sobre nuestros visitantes más fieles, aunque sea un público preferente, es necesario llegar a un punto de encuentro que nos permita desarrollar “áreas de acogida diferenciadas”, que faciliten una convivencia ordenada entre la diversidad de personas que puede recibir nuestro museo. Digámoslo de una manera más clara, entre la variada amalgama de visitantes a los que debemos tener en cuenta están los siguientes perfiles:

· Escolares, desde educación infantil a bachillerato.
· Estudiantes universitarios.
· Docentes de todos los niveles educativos.
· Familias.
· Grupos de niños y jóvenes pertenecientes a grupos o asociaciones de ocio y tiempo libre.
· Adultos, bien sea de forma individual o en grupos reducidos pertenecientes a alguna entidad, asociación, empresa o colectivo específico.
· Personas mayores.
· Personas con alguna discapacidad física, psíquica o ambas.
· Personas con problemáticas sociales y que tienen necesidades educativas especiales, como son las personas marginadas, drogadictas, delincuentes, etcétera.
· Personas con enfermedades crónicas (Alzhéimer, esclerosis múltiple, etcétera.
· Investigadores y/o expertos, eruditos recalcitrantes, otros sabios.
· Visitantes online: página web, redes sociales, comunidades electrónicas, etcétera.


Esta variedad de visitantes y potenciales visitantes, obliga al museo a tener en cuenta una serie de consideraciones complementarias tales como la conservación, la difusión y la programación de exposiciones de interés que ayuden a poner en valor los fondos de la colección permanente del museo. Los gestores del museo, además, deben planificar otras coordenadas relacionadas con la excelencia o no del museo: la accesibilidad, la acogida, el ambiente, la seguridad, etcétera. El contexto – y la infraestructura – donde se vaya a realizar la visita, deberá cumplir con una serie de indicadores de servicio con el fin de atender a la variedad de visitantes que hemos mencionado anteriormente.


Los museos deben pensarse, proyectarse con tiempo suficiente para realizar estudios sobre los aspectos que acabamos de comentar, y otros relacionados con nuestro discurso museológico y museográfico: su potencial, demandas y peticiones, las posibles carencias de las colecciones y los mensajes que trasmiten al público; las opiniones, ideas y sugerencias de nuestros potenciales visitantes (círculos de calidad); las emociones, actitudes, sensaciones relacionadas con el mensaje expositivo; la eficacia de los mediadores en la comunicación dentro del museo; la adecuación en la distribución de los espacios expositivos…


En España, por ejemplo, existe un organismo que se llama Laboratorio Permanente de Público de los Museos (LPPM), creado en tiempos en los que el neoliberalismo no controlaba la cultura – es un milagro que ahora que la controlan no se hayan cargado esta institución -, a través de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales, en otros países pueden existir organismos parecidos pero tampoco abundan. El primer estudio sobre el perfil del visitante realizado saca a relucir cómo las cualidades específicas de cada museo, su continente físico, sus servicios, las facilidades en la visita y las atenciones al visitante influyen en sobre las características del público que acude al museo, sus motivos, expectativas, intereses, valoraciones y grado de fidelización. Tener en cuenta todo esto es muy importante para la supervivencia de nuestro museo local.



fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti  Espacio Visual Europa (EVE)

Nenhum comentário:

Postar um comentário