Google+ Followers

sexta-feira, 18 de setembro de 2015

MUSEO Y EVOLUCIÓN -- · en GESTIÓN,INSTITUCIONES, MUSEO, MUSEOGRAFÍA, MUSEOLOGÍA, OPINIÓN. ·

No, hoy no vamos a hablar de Darwin aunque lo tenemos muy presente en estos últimos días por “mostrarse” por la mesa del estudio; hasta hemos visto una película sobre su figura y su obsesión por ser políticamente correcto en el binomio evolución y creencia victoriana sobre el creacionismo (La creación, 2014). Parece ser que nuestro querido Charles estaba casado con una mujer muy pesada con el tema de la religión, muy, pero que muy plasta. Pero no nos vayamos por las ramas, hoy queríamos hablar sobre lo mucho que a un museo le cuesta actualizarse. Si en algunos casos no es cuestión de dinero, ¿qué razón existe para que se mantengan como instituciones ancladas en el pasado? ¿Estamos bien cómo estamos? ¿Miedo a la evolución? ¿Lentitud en la adaptación al medio?


Las razones de un museo para existir son múltiples y muy variadas, sin olvidar que todas finalmente convergen en un solo objetivo: el interés en la conservación y divulgación del patrimonio natural y cultural. Un museo es un servicio público, fundamentado en la herencia patrimonial, científica y técnica que ha ido aumentando con el paso del tiempo. Los museos deben evolucionar pasando de ser meros almacenes patrimoniales, aquellos que se denominaban a sí mismos “gabinetes de las maravillas”, a organismos vivos, activos, canales de difusión de cultura, no deben ser solo instituciones para la conservación, aislados rincones para eruditos.


Con relación a los profesionales que son los responsables del funcionamiento del museo, insistimos en que la creatividad es la primera herramienta necesaria para salir del ostracismo de algunas instituciones. Este es un tema peliagudo y que levanta resquemores entre profesionales de los museos. Cuando observamos un alto grado de inmovilismo en el museo, podría alegarse en su justificación que la falta de evolución creativa pasa por la ausencia de presupuesto. Pero, cuando también observamos que existen museos cuyos presupuestos son realmente bajos y que son un ejemplo de creatividad evolutiva, es que el dinero no debe ser tan importante, no siendo determinante para evolucionar al ritmo de los tiempos. Por decirlo de otra manera, nos horroriza que los niños y niñas se aburran en el museo, o mejor dicho, nos pone muy tristes que las personas, sea cual sea su condición, se aburran en el museo.

Ilustración “Parodias del progreso”, autor desconocido

Los roles de los profesionales asignados a las labores del museo deben evolucionar. La buena gestión del museo – ahora los museos se gestionan, ya no se administran -, pasa por disponer de profesionales que participen activamente en que el museo sea cada día mejor. No es que los profesionales deban afrontar más horas de trabajo, es que deben ser creativos. Todos aquellos que tenemos relación con el trabajo en el museo, tenemos la obligación de estar al día en innovación tecnológica, en observar que están haciendo los demás para mejorar, para ofrecer al visitante lo que este demanda. A veces no se trata tanto de inventar sino de copiar bien. Una reunión creativa que se haga en el museo de forma regular es el primer paso necesario que hay que dar si queremos evolucionar bien.

No al inmovilismo, Logo Design Love

Los “viejos museos” han visto aparecer a su alrededor nuevas tendencias de museo – un museo también puede ser trendi -, que son muchísimo más dinámicas relacionadas con sus colecciones y a la forma en la que “venden” su existencia al público. Los nuevos museos incorporan acción, diversión, didáctica entretenida, exposiciones temporales muy interesantes, realidad aumentada, realidad virtual, contextualización del contenido, patrocinadores, sponsors, ayuda exterior, grupos de amigos del museo, activación de redes sociales, página web excelente, tienda online, viajes, relación con la gastronomía, cursos, conciertos, obras de teatro, excursiones, noches de acampada, cuentacuentos, etcétera, etcétera. Y todo esto en contraposición con los museos que visitamos a regañadientes, cuyo único cambio aparente es el del olor del jabón en oferta del mes con el que friegan los suelos de vez en cuando.


fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti Espacio Visual Europa (EVE)

Nenhum comentário:

Postar um comentário