Google+ Followers

quinta-feira, 26 de novembro de 2015

MUSEOS Y WEBSITES · en DISEÑO, MUSEO,MUSEOGRAFÍA, MUSEOLOGÍA, OPINIÓN, TECNOLOGÍA. ·

Uno de los errores más habituales en el desarrollo e implementación de sitios web de museos, es que sus páginas resultan pasivas para los visitantes virtuales. Nos referimos a que ya no basta con colocar websites en la red con el perfil de catálogo electrónico, que acaban siendo una serie de paginas descriptivas del museo y poco más. Si el museo tiene un website de esas características, que no se extrañe al comprobar que su página es visitada por casi nadie, salvo la sección dedicada a horarios y precios de la entrada si las vende.


El museo debe ser activo y proactivo con el visitante de forma constante y en todos los soportes de comunicación a su alcance, incluidas las plataformas online, como es el caso de su sitio web oficial o portal. Esto quiere decir, básicamente, que se necesita una persona que esté al frente de la actualización constante del sitio web del museo, que maneje con soltura la activación y posicionamiento del museo en las redes sociales y su mantenimiento (community manager), con la permanente inserción de herramientas útiles y participativas de cara al visitante online, etcétera.


¿Qué contenidos debe incluir un sitio web del museo para que sea útil al visitante online? Lo primero es la inclusión en el portal de información básica que casi todos los usuarios buscan en el website de los museos, centros de interpretación del patrimonio. Esta información básica está relacionada con la dirección y localización del museo (importante incluir un mapa o redireccionamiento a google maps), teléfonos de contacto, direcciones de correo electrónico para consultas online, horarios, parkings cercanos, etcétera. Hay contenidos colaterales que pueden complementar esta sección descriptiva con información de uso, como mencionábamos en el artículo sobre las pantallas táctiles, relacionada con el turismo: hoteles, restaurantes, alquiler de vehículos, oficinas de información turística, hospitales, propuesta de actividades, otros lugares de ocio…


La estrategia que debemos seguir para que el website del museo se convierta en una herramienta útil para el usuario, es hacer, en la medida de lo posible, que el sitio web facilite cierto grado de interactividad con el visitante online. esta interactividad debe diseñarse con doble dirección, es decir, que exista conexión desde el museo hacia el visitante y viceversa, permitiendo a los usuarios hacer sugerencias, aportación de ideas, complementos formativos y didáctico online (muy importante para los niños y niñas), y mucho más.


Es fundamental que seamos capaces de generar contenidos en línea que complementen el discurso de la exposición. Esta sección de contenidos está relacionada con propuestas de actividades, visitas virtuales al museo (exterior e interiormente), archivos fotográficos y documentales, vídeos, material didáctico en línea dirigido al público infantil y juvenil, creación de foros de discusión, conexión a redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest, Instagram…), la creación de chats y ayuda en línea, todos estos esfuerzos tienen valor para socializar el sitio web del museo hacia su comunidad y sus potenciales visitantes. También podemos aprovechar para vender online productos de merchandising del museo y optimizar así la generación de recursos económicos de esta manera. Si podemos solucionar lo engorroso de la logística, es un medio importante para sustentar la economía del museo, como decimos.

Beeline

El uso de los websites de museos, lo mismo que el resto de las tecnologías de la comunicación en línea (TICs), permite la creación de diferentes niveles de lectura en el discurso museológico, en función de las necesidades, expectativas e intereses de los visitantes, con espacios específicos para uso escolar (alumnos y profesores) y también para especialistas (archivo documental), que son muy útiles para centros de investigación, centros educativos, y todo en versión que se pueda imprimir – nada de colocar fondos de color que se comen a bocados los tonner de las impresoras -.

SulAmerica

El museo debe estar conectado también a otras instituciones formando una red, interconectando sus recursos, sumando valores para el usuario. De esta forma, también podremos contextualizar la información que proporcionamos, complementar la información sobre colecciones de otros museos relacionada con la nuestra (tema arqueología, por ejemplo), junto con el uso de recreaciones virtuales (muy importante), simulaciones digitales (sintéticas), reconstrucciones, realidad aumentada (muy útil como juego didáctico para los peques), todo pensado en implementar el potencial que nos ofrece internet. Esta es la forma de que el portal web del museo se convierta en un museo complementario al real, que puede incluso aportar mucha más información didáctica que el que visitamos en ese mundo real.

Amnistía Internacional

El uso de apps que estén pensadas para conectar el museo con los dispositivos móviles de los usuarios, con entrada a la página web, es muy importante, pero de esto hablaremos con mas detalle en un próximo artículo.

013 Netvision





Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

Vamos compartilhar.

Nenhum comentário:

Postar um comentário