Google+ Followers

quinta-feira, 14 de janeiro de 2016

ESPACIO MUSEOGRÁFICO, ESPACIO DE SIMULACRO - · en CREACIÓN, CULTURA, DISEÑO,MUSEO, MUSEOGRAFÍA, MUSEOLOGÍA, OPINIÓN. ·

“La presencia de un objeto cualquiera en la exposición del museo, por muy excepcional que sea en comparación con otros objetos, o la presencia de espacios lúdicos, por muy participativos que estos puedan ser, no son suficientes por sí solos para lograr que la experiencia de la visita al museo sea educativa.” (Allen, 1987).


Existe una enorme y abierta diversidad individual entre los visitantes que asisten a un museo, a un espacio museográfico, en términos de edad, experiencia en los museos en relación a lo que son sus vidas cotidianas, su familiaridad con colecciones permanentes y temporales, sus expectativas de la visita, su estado de ánimo, el bagaje cultural de cada persona, incluidos niños y niñas, personas mayores, foráneos, etcétera, a partir todo de lo cual emitirán una opinión sobre su experiencia en el museo. Esto es muy importante que hay que tener en cuenta a la hora de proponer soluciones para crear un nuevo espacio museográfico.

Whakamana Cannabis Museum

Cuando nos enfrentamos a toda esta diversidad, desde nuestra posición como creadores de museos – madre mía como suena esto -, debemos plantear una estrategia “democratizadora” que consistiría en considerar la posibilidad de ofrecer diversas opciones museológicas para que el visitante construya su propia experiencia en el museo, según sus propias necesidades a la hora de asimilar contenidos, de recibir conocimiento. Suena complejo, pero no lo es tanto.

 

Sobre esta diversidad de opciones podemos considerar aquellos elementos comunes que se pueden encontrar entre las características que ofrecen – si se ofrecen – entre diversos medios de comunicación y un espacio museográfico utiliza(un periódico o diario fotografías y texto, los museos también). Al final del día, por su propia naturaleza, el espacio museográfico, el museo, es el lugar idóneo para relacionar e integrar diversas formas de hacer comunicación.


El espacio museográfico, el museo, como espacio de simulacro y de experimentación que debe ser, puede ser convertido en un espacio cultural con gran riqueza de contenidos que generan conocimientos, que enriquece el saber de las personas, que las hace mejores, con un gran potencial didáctico compitiendo, eso sí, con otros espacio lúdicos que ofrecen también ofertas culturales o no, más divertidas o no, algo que hay que “neutralizar” incluyendo en la experiencia del museo elementos que provienen de otros lugares que usan diversos medios (¿parques temáticos?), ofreciendo, con máximo rigor y estudio, diversas interpretaciones de la realidad, pasada, presente y futura, en cualquier campo del conocimiento humano, de manera que se convierta en una forma de comunicación plural, democrática y universal.


Si asumimos la responsabilidad de adoptar una única opción, o de ofrecer una gran diversidad de opciones interpretativas para que el visitante se involucre en la construcción o generación de su propia interpretación de la realidad a partir de la verdad, que genere su propia experiencia en el espacio del museo, lo cual creemos que constituye, en sí mismo, un proceso de incalculable valor en términos educativos, dinámicos y de participación individual o en grupo en el museo.


Sobre esta forma de proponer soluciones, se pueden articular propuestas éticas y estéticas para la creación de la comunicación museográfica universal. Las características del discurso del museo en el planteamiento museográfico, pueden ser diseñadas tomando en consideración las características específicas de otros ámbitos culturales, como puede ser la autonomía de cada uno de los capítulos de una serie de televisión, piezas que tienen su propia significado, y que sumadas construyen un todo de comprensión global de la realidad.




fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti


Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

A cultura é o único antídoto que existe contra a ausência de amor.

Vamos compartilhar.

Nenhum comentário:

Postar um comentário