Google+ Followers

terça-feira, 5 de janeiro de 2016

RÉPLICAS: USO DIDÁCTICO EN EL MUSEO - · en CREACIÓN, MUSEO,MUSEOGRAFÍA, MUSEOLOGÍA, OPINIÓN. ·

Antes de entrar directamente en materia, vamos a repasar las funciones del objeto en el museo como elemento primero en la estrategia de museografía didáctica:
El objeto fija la imagen del concepto.
Se transforma en elemento de referencia.
Atrae la atención del visitante.
Pueden convertirse en enigmas que hay que resolver.
A partir del objeto se puede formular hipótesis y desarrollar un método de análisis.
Permiten descubrir hechos históricos.
Contribuyen a desarrollar la imaginación.
Su uso permite que se establezca una relación objeto-visitante.
Los objetos concretan los significados.
Impulsan aportaciones y opiniones personales de los visitantes.
Son un soporte de memoria histórica.


Ahora sí comenzamos; si el objeto el elemento fundamental de toda exposición, las réplicas (facsímiles), reproducciones o copias también deben tener un foco de atención y análisis concreto.


La presencia de réplicas en los museos es muy antigua; ya las colecciones reales o las pertenecientes a las castas nobles disponían de copias de las esculturas clásicas; también en los inicios de las escuelas de bellas artes los alumnos aprendían a partir del uso de réplicas. En otras disciplinas y áreas de estudio, como pudiera ser la mecánica existían, ya desde finales del siglo XVIII, modelos mecánicos con los componentes que se pretendía explicar a los alumnos.


En el campo de la arqueología, por ejemplo, se utilizaban modelos de yeso en las universidades europeas desde principios del siglo XX de los objetos de metal o cerámicos, etcétera. Por lo tanto, la función didáctica del objeto replicado está fuera de toda discusión. Otra cosa es si debemos introducirlos de forma sistemática en las exposiciones de los museos. Hay museólogos que aprueban el uso de réplicas pero las restringen a campos museográficos muy concretos, mientras que otros que las utilizan a discreción para la mejor presentación y explicación del patrimonio al visitante del museo, y siempre que se especifique que se trata de una réplica.


Nosotros vamos a listar las situaciones en las que creemos que el uso de réplicas en la exposición está totalmente justificado:
Cuando el objeto original tiene un enorme valor y su seguridad a la hora de ser exhibido públicamente ofrece muchos problemas; es decir, se trata de objetos susceptibles de ser robados si se exponen al aire libre o en contextos poco apropiados. Este es el caso de determinados incunables (libros manuscritos, por ejemplo) que se exponían normalmente en museos eclesiásticos, conventos y monasterios.
Cuando el objeto original presente problemas de conservación si es expuesto a la intemperie o puede ser víctima del vandalismo. En esta situación se acepta plenamente sustituir el original por una réplica; este es el caso de la estatua ecuestre del emperador romano Marco Aurelio que estaba emplazada en la plaza del Capitolio de Roma. También diremos que existen muchas réplicas en los museos que nosotros no sabemos que lo son. Desconfiamos de la verosimilitud de la Victoria Alada de Samotracia del Louvre, por ejemplo.
Cuando la pieza es imprescindible para explicar el discurso y no es posible disponer de ella por hallarse en otro museo o en otra colección. Este es uno de los casos más frecuentes, ya que la mayoría de los objetos que se exponen en un museo se relacionan con otros, expuestos en lugares distintos y distantes.
Cuando el original ha sido destruido, robado o ha desaparecido por cualquier causa y disponemos de información suficiente sobre el mismo para ejecutar una réplica.
Cuando el museo tiene voluntad de atender a colectivos impedidos siendo accesibles, tales como son las personas que no pueden ver, los cuales nos consta que agradecen la existencia de objetos susceptibles de ser tocados en las exposiciones.


Básicamente estas son las funciones didácticas de las réplicas. También hay otra clase de réplicas como son las reproducciones de ambientes, lo que conocemos como dioramas que ya hemos mencionado extensamente en otros artículos.





fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti


Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

A cultura é o único antídoto que existe contra a ausência de amor.

Vamos compartilhar.

Nenhum comentário:

Postar um comentário