Google+ Followers

sexta-feira, 19 de agosto de 2016

Agendas Mundi LXXXIV – Museos en Madagascar . · en ARTE, CULTURA, INSTITUCIONES, MUSEO, OPINIÓN, PATRIMONIO, VIAJES. ·

Lemures, baobabs, selvas tropicales, desierto, buceo, deportes de aventura… Madagascar es un destino de ensueño para los amantes del aire libre y el ejercicio. La fauna y la flora son impresionantes aquí, combinados con paisajes épicos de una increíble diversidad: se puede pasar de la selva al desierto en tan sólo 300 kilometros. Pocos lugares en la Tierra ofrecen un intenso caleidoscopio de tal naturaleza. Hay cañones de piedra de arenisca, piedra caliza, montañas karst, colinas fértiles en cascada con terrazas de arrozales, bosques de todo tipo – frondosos, secos y espinosos – y un suelo rico en laterita que le dio al país su apodo de la “Isla Roja”. Con 5.000 kilometros de costa, el mar nunca está muy lejos, de color turquesa con playas idílicas en lugares muy tranquilos, otras en sitios peligrosos.

National Geographic Magazine

Madagascar es un lugar único: El 5% de todas las especies de animales y vegetales conocidas se puede encontrar aquí, y sólo aquí. Ésta es la isla del lémur, por supuesto, pero hay muchas criaturas, más extrañas y maravillosas: El aye-aye, mono muy extraño de aspecto con enormes orejas, coloridos camaleones perfectamente camuflados, insectos de forma irregular, ranas gigantes, rayas elegantes y tortugas, varias especies de tiburones y ballenas jorobadas durante los meses de invierno, hay de todo y para todos los gustos. Los árboles y las plantas son tan impresionantes, ya se trate de los baobabs, el ravinala Fanning (palma del viajero), los cientos de orquídeas o los bosques espinosos del desierto del sur.

Olivier Grunewald para National Geographic

La isla de Madagascar ha sido poblada por sucesivas oleadas de inmigrantes procedentes de diversos rincones del Océano Índico. Este crisol de culturas se ha convertido en un intrincado conjunto de creencias y rituales que veneran los espíritus de sus antepasados. Para los viajeros, los que queráis asistir a una famadihana (exhumación tradicional y entierro cuando los familiares pueden comunicarse con sus antepasados) puede ser el punto culminante de vuestro viaje. Hay mucha historia por descubrir, desde las colinas sagradas de Antananarivo a la historia del pirata de la Île de Sainte-Marie.

Huffington Post

Visitar lo mejor de Madagascar puede ser difícil (y muy caro): Es la cuarta isla más grande del mundo con unos caminos complicados. Para aquellos que disfrutan de la aventura, sin embargo, este es destino perfecto: La conducción off-road es fenomenal, hay parques nacionales que sólo ven unos pocos cientos de visitantes al año, con regiones que viven en total autarquía durante la época de lluvias, con nieblas densas que hacen fundamental el uso del control remoto en un avión privado o un barco para llegar allí. También existen más actividades de las que se pueden abarcar en 20 días: Senderismo, buceo, ciclismo de montaña, kitesurf, escalada en roca, lo que sea. ¡Ah!, y hay un montón de piscinas naturales, también playas y hamacas para recuperarse del esfuerzo, con una buena gastronomía. Vamos a comprobar ahora que nos ofrece Madagascar en su vertiente de museos. Tenéis que tener en cuenta, que hay varios museos que se anuncian en las guías turísticas pero que en realidad se encuentran cerrados al público, ojo al dato.

Olivier Grunewald para National Geographic

Museo Andafivaratra (sin website) | Antananarivo



Ubicado en un magnífico palacio barroco de color rosa, este museo es la antigua casa del primer ministro Rainilaiarivony, el mandatario que tenía tres esposas detrás del trono (Rasoherina, Ranavalona II y Ranavalona III) entre 1864 y 1895. La colección del museo es una variedad combinada de polvo y objetos de interés de reyes y reinas del clan Merina, que también nos enseña sobre algunos de los coloridos personajes de aquella época. El museo se cerró en 2015 debido a las fugas de agua, pero está a puntito de abrir de nuevo. Las joyas de la corona de Merina fueron robadas en 2013 y aún no se han recuperado. De los objetos restantes, entre los más interesantes está un retrato al óleo un tanto extraño de la reina Ranavalona I, rechoncha con una crinolina seda coral y el ceño fruncido, mientras que Jean Laborde, el aventurero francés, su amante, se puede ver en una fotografía en blanco y negro. También hay un enorme trono dorado, los originales de los tratados comerciales importantes entre Madagascar y los EE.UU., el Reino Unido y Francia, escudos, cotas de malla, y una selección aleatoria de los regalos de las coronas extranjeras a través del tiempo. Las explicaciones de las exposiciones son en inglés y en francés.

Museo del Puerto (no tiene website) | Toamasina



El pequeño museo, que pertenece a la universidad, se encuentra en la entrada al puerto de la capital de Madagascar. El museo se constituye en apenas dos cuartos con aperos de labranza, instrumentos de pesca, hallazgos arqueológicos y artesanías tribales. Las mini exposiciones se complementan con carteles que muestran proyectos locales de conservación y la deforestación. Algunos de los subtítulos están en inglés, incluyendo traducciones de algunos proverbios de Madagascar que os resultarán, con casi total seguridad, absolutamente crípticos.

Museo de Arte y Arqueología (sin website) | Antananarivo



Este pequeño museo ubicado en el barrio Isoraka de la capital, nos ofrece una visión general sobre las excavaciones arqueológicas alrededor de la isla, incluyendo unas piedras inmemoriales con decoraciones encontradas en el sur de la isla (un lugar conocido como Aloalo). En realidad, es una institución que tiene como objetivo contribuir a la enseñanza de la técnica, la arqueología y la civilización antigua y almacenando algunos objetos etnográficos provenientes de todas partes de la isla. El depósito contiene alrededor de 7.000 objetos, con representación de todas las regiones y tribus en la colección. El museo programa exposiciones temporales sobre la vida de Madagascar (cocina, música, etcétera). Entre los objetos expuestos en la colección permanente podemos ver unos talismanes utilizados en el tradicional ceremonias, y poco más. Un consejo: Contratad un guía que os explique un poco más detalladamente los contenidos.

Museo Cedratom (sin website)| Tuléar



Este museo que es parte de la universidad local, nos ofrece una muestra de las características más importantes de la cultura local. En este particular museo se pueden ver cosas realmente extrañas, como un óvulo de elefanta, de aves y otras rarezas, incluyendo una antigua máscara con dientes humanos reales. Es un lugar interesante, si alguna vez tienes la suerte de encontrártelo abierto. El horario oficial significa poco allí y el guardián de la puerta que tiene la llave, aun no adivina si alguien va a ir a visitar el museo o no. Lo dejamos a vuestro criterio y suerte.

Museo Arqueológico de Ilafy (sin website) | Ilafy



Este museo ilustra la vida tribal en torno a la isla de Madagascar, a partir de exposiciones muy curiosas, incluyendo reproducciones de tumbas, herramientas de caza y pesca, tallas de madera modernas, e información acerca de los rituales mágicos y religiosos. Un experto guía os mostrará el lugar si queréis.

Museo Casa de L’Isalo (sin website) | Parque Nacional e L’Isalo



No os frustréis si los botones no funcionan en este pequeño museo interactivo, ya que no funcionarán, pero aún así este pequeño museo es una buena introducción a la historia, la cultura y la geología del parque de L’Isalo. Ya solo el lugar merece la pena de ser visitado. Si te vas a quedar en la ciudad, puedes combinarlo con un viaje a La Fentre, o hacer una pausa aquí si te diriges hacia el norte, en Tular.

Museo de la Gendarmería Nacional | Moramanga



Este es un pequeño museo cuyo interés está en el lugar más que en los contenidos. Como no podía ser de opta forma, se pueden visitar exposiciones sobre cañones, uniformes de la policía, una antiguo vehículo que hacía de taxi local, y un enorme manojo de marihuana seca.

Museo del Pirata | Antananarivo



Si te gustan los piratas, este es un buen lugar de visita. Hablamos de los piratas que trabajaban y trabajan incluso hoy en día, frente a la costa de Somalia. En este museo se informa especialmente sobre los piratas que hacían parada y fonda en Madagascar hace 300 años. Finalmente, estos piratas históricos, que nunca fueron derrotados por la fuerza, acabaron desapareciendo por varias razones: la violencia del mar, la (pena de muerte), la disuasión (se incorporaron a la vida civil como autoridades públicas), los incentivos en tierra (por ejemplo, la adjudicación de las parcelas de los colonos) y ofertas de amnistía. Hoy por hoy, sin la colaboración real de Somalia para erradicarlos, el problema pirata no se resolverá. El desarrollo y la estabilización del país (Somalia) será igualmente importante. Sobre esto y algunas cosas más se habla en este particular museo.
 

 
Fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti

Espacio Visual Europa (EVE)

Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

A cultura e o amor devem estar juntos.

Vamos compartilhar.

Nenhum comentário:

Postar um comentário