Google+ Followers

quinta-feira, 11 de agosto de 2016

MUSEOS, EDUCACIÓN Y TURISMO CULTURAL. · en CULTURA, GESTIÓN,INSTITUCIONES, MUSEO, OPINIÓN, PATRIMONIO, VIAJES. ·

En la mayoría de los países, los museos presentan varias características esenciales en el desarrollo de su actividad educativa, que en gran medida se fundamentan en el marco del sistema de gobierno aplicado al museo estatal. Las características de las actividades didácticas normalmente son:

· La actividad educativa de los museos, se contempla, principalmente, como una continuación del proceso de estudio formal, y está dirigida a alumnos de diferentes edades, tanto de la escuela primaria como a nivel universitario. Los programas educativos de los museos de muchos países, se desarrollan principalmente a partir de la complementación de los programas escolares.

· En los programas educativos de los museos, se ejerce un fuerte énfasis sobre los componentes pedagógicos y de educativos ·

. En la mayoría de los museos, lo prioritario es desarrollar la forma más tradicional de trabajar con el público – con visitas guiadas en diferentes versiones -, mientras que las formas alternativas de trabajo son bastante limitadas;

· La actividad educativa en el museo, se centra a menudo siguiendo varios indicadores; la calidad y la eficiencia de los programas educativos juegan un papel secundario comparado con la consecución de los objetivos de rendimiento obligatorios por el número de visitantes, y el número de recorridos guiados, conferencias, etcétera.



Durante estos últimos 20 años, muchos museos han logrado un éxito considerable aplicando nuevas formas de implementación educativas y promoviendo estrategias innovadoras de trabajo educativo en el museo. Uno de los resultados más significativos, es el desarrollo y la puesta en marcha de una serie de proyectos educativos de naturaleza interactiva, incluso en el marco de los programas gubernamentales, teniendo en consideración las mejores experiencias internacionales en este ámbito, atendiendo a las peculiaridades de cada país específico y respetando las necesidades de determinados grupos de destinatarios (cultura, religión, costumbres, etcétera).


Desde una visión moderna de los museos como centros científicos, culturales y educativos de amplio alcance social, los museos se centran generalmente en la creación de oportunidades para los visitantes, de manera que puedan desarrollar y potenciar su capacidad creativa, y, al mismo tiempo, aplicar sistemas fáciles y entretenidos para su público a la hora de obtener nuevos conocimientos y habilidades personales. Una de las formas más populares dentro de este tipo de trabajo, típica de los museos de todos los países de Europa, es , por ejemplo, la creación de diversos talleres de manualidades y clases magistrales, tanto para niños como para adultos. También se desarrollan programas especializados que permiten a los museos contribuir a la integración de las personas con capacidades limitadas en la vida cultural activa de la comunidad.


El turismo cultural y los museos con proyectos culturales relacionados con dicho turismo cultural, se están desarrollando en muchos países occidentales, aunque de forma un tanto desigual. Las grandes ciudades (principalmente, las capitales y centros Histórica) atraen fuertemente a los turistas. Los museos hacen una contribución esencial al desarrollo del turismo cultural y educativo, y con ello difunden, por ejemplo, la historia del estado, de la arquitectura, de la etnografía. En las regiones donde no existen monumentos relevantes, ni disponen de lugares que están en la lista de sitios del patrimonio cultural mundial de la UNESCO o de objetos conocidos del patrimonio histórico y cultural de importancia nacional, el flujo de turistas es mucho más débil, y está constituído, principalmente, por turistas internos. El turismo cultural y educativo en estos países, es una de las principales fuentes de ingresos para los museos (principalmente para los grandes museos y los museos locales en zonas turísticas).


En la mayoría de los países que mencionamos, existen una serie de problemas que impiden el desarrollo del turismo cultural y de la educación. Estas dificultades están relacionadas principalmente con la financiación y las excesivas regulaciones, que hacen que sea extremadamente difícil crear un producto turístico y de museo integral que incluya la infraestructura necesaria (cafés, estacionamiento, hoteles) y su promoción en el mercado turístico. Los servicios ofrecidos por los museos hacia los turistas, son generalmente incapaces de competir con las agencias comerciales, (temas de presupuestos de publicidad, promociones, etcétera.). En este sentido, los museos al aire libre actualmente tienen mayores ventajas, ya que son compatibles con las recomendaciones de la UNESCO. Dichas recomendaciones incluyen planes de gestión, estructura física y planificación del uso del suelo, zonificación funcional, servicios públicos necesarios, etcétera. Es más fácil para los lugares de patrimonio abierto disponer de los permisos oficiales necesarios en la orientación hacia el turismo, pasar inspecciones sanitarias y epidemiológicas, y tener a su alcance otros servicios gubernamentales . Sin embargo, los museos municipales se enfrentan, por lo general, a problemas importantes relacionados con una mala infraestructura y a un alto costo de la tierra y la propiedad, siendo éste el obstáculo principal para la renovación, actualización, expansión y desarrollo de redes de nuevos museos. El problema se agrava por la capacidad limitada de los museos actuales, especialmente los más antiguos, ubicados en edificios históricos, catedrales, y otros monumentos arquitectónicos de hace muchos años.


Las visitas a museos para grupos de turistas, deberían planificarse normalmente con antelación,programándose en las agencias de viajes que trabajan de forma independiente, o en virtud de un acuerdo con un museo. Las rutas turísticas que finalmente incluyen al museo, desarrollando programas turísticos activados por los museos, y con la ayuda de los servicios gubernamentales (concejalías de turismo de los ayuntamientos) que pudieran aumentar el flujo de turistas, son desgraciadamente muy infrecuentes.


Las agencias de viajes tienen un gran efecto sobre el flujo de turismo, empujando a los museos a que trabajen con grupos turísticos. Las empresas de viajes pueden trabajar de forma independiente o en virtud de un acuerdo escrito con un museo. Sin embargo, los museos no son capaces de influir directamente en los programas de las agencias de viajes comerciales. Incluso cuando el museo está en la lista “hay que visitarlo” (por ejemplo, visitar el museo hace que la excursión sea más popular y, por lo tanto, más rentable para el agente de viajes), en la mayoría de los casos, el recorrido se limita a una breve visita, y normalmente (especialmente en el caso de los grandes museos) solamente se puede hacer con guía con licencia, que es la que tiene el derecho de trabajar con el grupo turístico. Hay que pensar, que las asociaciones entre los museos y las agencias de viajes suelen ser para beneficio mutuo. Algunos museos grandes, se han especializado en desarrollar programas turísticos que incluyen gestores e investigadores de arte, con experiencia en el trabajo del museo. Son , por ejemplo, amigos del museo que se acoplan a los empleados de otros departamentos para el desarrollo de sus programas.


La mayoría de los museos regionales, que se encuentran alejados de las rutas turísticas tradicionales, se enfrentan aún a mayores desafíos. En primer lugar, deben desarrollar su atractivo para los turistas (y, respectivamente, para sus potenciales socios: las agencias de viajes que pueden “allanar” una ruta turística al museo), y generalmente cuentan con escasos recursos tanto financieros como de personal.


Las autoridades gubernamentales suelen tener una influencia indirecta sobre los flujos turísticos en los museos de la mayoría de los países. La labor de los ministerios encargados de la industria del turismo (por ejemplo, Ministerio del Deporte, Turismo y Juventud) no afecta directamente a los museos, ya que tienen un objetivo político más general centrado en las atracciones turísticas más convencionales de cada país. La atención se centra a menudo en diferentes avances informativos y eventos (competiciones deportivas internacionales, etcétera) no relacionados con los museos. El tema de la atracción de turistas hacia los museos, generalmente se maneja a nivel regional y municipal por los comités y departamentos de cultura especiales. Sin embargo, incluso estos comités y departamentos no siempre proporcionan apoyo a los museos. En varios países, los museos se enfrentan a la imposibilidad general de desarrollar la infraestructura necesaria de atracción turística, y ésto se debe a una alarmante falta de medios.


Los socios más importantes para los museos, dentro del área de activación de programas educativos, pudieran ser:


· Centros educativos de toda clase (colegios, centros culturales, universidades, etcétera).
· Instituciones gubernamentales locales (ayuntamientos, gobiernos del estado).
· Instituciones preescolares.
· ONG’s relacionadas con los niños y los mayores.
· Clubs y asociaciones.
· Asociaciones Familiares.


Cómo estos socios potenciales trabajan juntos es algo particular en cada país. En algunos países, la cooperación entre las escuelas y museos tiene a menudo apoyo a nivel gubernamental. En otros, las asociaciones con las instituciones educativas se establecen y son mantenidas por los museos por propia iniciativa, sin mucho más apoyo institucional. Por otro lado, la falta de coordinación entre el sistema de educación oficial y los museos, no permite a estos últimos desarrollar todo su potencial didáctico, dificultando la implementación de proyectos educativos; por ejemplo, algunos los museos sólo pueden ser visitados por grupos escolares después de sus clases o durante el fin de semana. En algunos casos, la cooperación entre los museos y las instituciones educativas se limita a los días de entrada gratuita para alumnos y estudiantes, siguiendo las instrucciones desde el gobierno local y los ministerios de cultura en cada caso.


En algunos países muy avanzados, los programas educativos dirigidos a los niños, en museos fundamentalmente de corte estatal, se han desarrollado tanto por los propios museos como gracias a la labor de centros especializados en educación infantil, y lo han hecho en estrecha colaboración con los profesionales de los campos de la pedagogía y de la psicología, así como con las autoridades gubernamentales y los administradores de sistemas educativos. Pero esta forma de trabajar en colaboración es aún, por desgracia, muy escasa.


En general, los museos están prestando cada vez más atención a las necesidades de los visitantes individuales, y ésto se refleja directamente en la programación de sus actividades educativas. Como ejemplo de esta atención que va a más, mencionar que las exposiciones temporales en los museos proporcionan cada vez mayor cantidad de material de apoyo impreso o electrónico, en diferentes idiomas, ofreciendo guías de audio y otros aparatos, zonas de recreo y señalizaciones (normalmente esto ocurre en los grandes museos), con contenidos orientados hacia una persona que quiera caminar por el museo a su ritmo, recibiendo la información en una forma conveniente, asequible y al mismo tiempo ofreciendo tiempos de descanso.


Los programas del museo que se adaptan a las visitas de las familias con niños, no son muy comunes en algunos países. Eso sí, la organización de concursos y el uso de libros de guías con juegos para los niños son ampliamente utilizados, y hay museos que ofrecen programas tales como celebrar los cumpleaños de los niños en los museos, y el desarrollo de formas de trabajo con las familias que combinan elementos de entretenimiento con actividad de aprendizaje. Tales programas educativos siempre aumentan el atractivo de los museos, sin embargo los museos a menudo carecen de personal capacitado para poner en valor este tipo de programas para los niños (especialmente los niños en edad preescolar).







Fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti


Espacio  Visual Europa (EVE)

Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

A cultura e o amor devem estar juntos.

Vamos compartilhar.

Nenhum comentário:

Postar um comentário