Google+ Followers

domingo, 25 de setembro de 2016

MUSEOS EN NUNAVUT (CANADÁ), · en OPINIÓN, CULTURA,VIAJES, INSTITUCIONES, MUSEO, PATRIMONIO, ARTE. ·

Imaginad un territorio sin un solo árbol, un desierto con incrustaciones de hielo azotado por un implacable viento gélido, con una densidad de población que hace de Nunavut un lugar verdaderamente claustrofóbico. A esa imagen le debéis añadir osos polares, narvales, belugas y una población inuit dispersa que ha logrado dominar un paisaje tan duro que los foráneos no han podido colonizar. Siempre nos hemos preguntado, porque nunca lo hemos entendido, quien decidió ser el primero en echar raíces allí.


Nunavut es el territorio más grande y menos poblado de Canadá, una variedad mítica de islas deshabitadas y un océano glacial que existe dentro de los extremos climáticos y geográficos del planeta. Aquí los visitantes se enfrentan a múltiples obstáculos: Tormentas de nieve que no paran, no hay carreteras y los gastos de desplazamiento son masivos. Pero los que lo que llegan allí a golpe de cartera y entusiasmo aventurero tienen el beneficio de disfrutar de la acogida de las comunidades indígenas y de maravillas naturales impresionantes, así como el privilegio de unirse a un pequeño grupo de pioneros intrépidos, con la certeza de que estaréis poniendo un pie donde pocos, o ninguno, han pisado antes.



Este pequeño museo está situado en un edificio antiguo de la Hudson Bay Company. La institución acoge exposiciones temporales de alta calidad de artistas contemporáneos de Canadá, aunque la colección permanente importante es sobre las ropas tradicionales de los inuit, herramientas, armamento y espléndida piedras de jabón y tallas de hueso de ballena, esto último es particularmente interesante. En el piso superior se pueden ver artefactos Thule (incluyendo algunos de las primeras gafas para la nieve) que datan de hace cientos de años. Las existencias de la tienda de regalos tiene esculturas, joyas, ulus y pequeñas acuarelas realizadas por un artista local.



Pangnirtung es famoso por sus litografías, grabados y tapices, y este extraordinario lugar – una instalación de primera categoría – reúne todo ello. Hay pocos estudios de tapices en el mundo, pero aquí hay uno excelente y además se puede ver a los tejedores en el trabajo. Los artistas crean impresiones a través de una variedad de técnicas en el taller adyacente, y hay una colección impresionante de tapices archivados disponibles para ver y comprar. Los famosos sombreros de punto son otro icono de la zona a destacar, como lo son las tallas de piedra y las cálidas bufandas de color tostado.



Aunque muchas comunidades inuit ahora generan obras de arte de clase mundial, las que se realizan en el cabo Dorset siguen siendo las más apreciadas. Esta cooperativa tiene cantería y talleres de impresión donde se puede ver a los artistas desarrollando su trabajo artístico. La mayoría de la actividad se produce desde septiembre a mayo; hay llamar con antelación para reservar la visita.





Fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti

Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

A cultura e o amor devem estar juntos.

Vamos compartilhar.

Nenhum comentário:

Postar um comentário