Google+ Followers

domingo, 2 de outubro de 2016

AGENDAS MUNDI LXL – MUSEOS EN QUEBEC – 1 (CANADÁ). - · en ARTE, CULTURA,INSTITUCIONES, MUSEO, OPINIÓN, PATRIMONIO, RELATO, VIAJES. ·

Quebec realmente se percibe como un país dentro de un país, una isla de identidad lingüística y cultural que flota en el mar del todo canadiense. Por supuesto, esto es Canadá, con toda la interacción que implica tener un vasto desierto en un abierto cosmopolitismo. Pero Quebec abraza su tierra, su lengua, su pasión por todo, desde la nieve del invierno al vino con su particular gastronomía, es algo más, un “otro” que abarca tanto las identidades de América del Norte con las de la Europa francófona.


Montreal y Quebec son metrópolis con una mezcla perfecta de sofisticación y alegría, con sus cuarteles muy bien conservados empapados de historia escondidos aquí y allá, por la ciudad. Los atractivos rústicos del viejo Quebec se encuentran dispersos entre los municipios del este, y se visitan en la bucólica comunidad de Charlevoix, con el mantenimiento de saberes que ilustran las mesas de los restaurantes estelares de la región, por ejemplo. Más allá de estas comodidades están las experiencias que podremos disfrutar al aire libre: las costas escarpadas de la Península Gasp, la inmensa taiga y la tundra de la costa norte, y el aislamiento de la Îles de la Madeleine azotada por los gélidos vientos de norte. A nosotros Canadá, estemos donde estemos, nos fascina.



El Centro para la Memoria del Holocausto en Montréal nos proporciona un registro de la historia y la cultura judía desde la pre-Segunda Guerra Mundial en Europa hasta nuestros días, programando seminarios, exposiciones y otros eventos relacionados con el genocidio judío. El museo tiene muchas exposiciones de gran alcance. Se pueden organizar grupos de 10 o más personas y así realizar las gestiones necesarias en el museo para escuchar los testimonios de los sobrevivientes del Holocausto en directo. El museo está cerrado los días festivos judíos; tenéis que visitar el sitio web (clicando sobre el nombre del museo en esta página o bien sobre la misma fotografía del museo) para confirmar horas los viernes entre noviembre y marzo.



Esta es una visita obligada para los amantes del arte a nivel de los grandes. El Museo de Bellas Artes ha ido acumulando varios miles de años sobre la Historia del Arte, con exposiciones de pintura, escultura, artes decorativas, muebles, grabados, dibujos y fotografías. Las colección de este fantástico museos incluye pesos pesados europeos como son Rembrandt, Picasso y Monet, entre otros. Pero el museo realmente brilla cuando se trata de arte canadiense. Los puntos culminantes incluyen obras de Jean-Baptiste Roy-Audy y Paul Kane, paisajes realizados por el Grupo de los Siete y las abstracciones de Jean-Paul Riopelle. Las exposiciones temporales son a menudo excepcionales. También hay una buena cantidad de trabajos artísticos de los inuit, exponiendo artefactos y un montón de adornos decorativos de fantasía de estos aborígenes, incluyendo cajas de incienso japoneses y corpiños victorianos (?). Las exposiciones están repartidas por todo el edificio clásico, revestido totalmente de mármol denominado pabellón Michal y Renata Hornstein, y también las exposiciones que se encuentran en el edificio contemporáneo de Jean-Nol Desmarais Pabellón lado de la calle.



Este museo os cautivará, incluso antes de que estéis aplaudiendo con los ojos delante de sus exposiciones. Es una fascinante mezcla de diseño moderno que incorpora edificios preexistentes haciendo un curioso mix con la arquitectura contemporánea canadiense. Las exposiciones permanentes, como las relacionadas con las culturas de los aborígenes quebecs titulada: “La gente de Quebec”, son verdaderamente interesantes y están muy bien montadas. Estos montajes normalmente tratan los temas del antes y el ahora de las comunidades históricas, siendo realmente únicas y bien vale la pena que sean visitadas, incluyen muchos elementos interactivos muy amenos. En cualquier momento dado montan una excelente variedad de espectáculos que van viajando por el estado. Este es realmente el único museo en la ciudad que se centra en cuestiones sobre la cultura contemporánea quebequiana. Las exposiciones especiales recientes programadas en el museo se han centrado en temas tan diversos como son la cultura de Oceanía, Roma antigua, la historia de Radio Canadá o el trabajo del escritor quebecois Michel Tremblay. Este museo es, en definitiva, un gran lugar, con muchas cosas que ver, por lo que puedes programar varias visitas a las exposiciones en diferentes días y no dedicarle al museo un día completo, resultando muy cansado.



Este pequeño museo se encuentra en una bellísima antigua estación de bomberos situada en la plaza Youville, también conocido como Centro de Historia de Montréal. Este bonito museo tiene más de 300 artefactos que ilustran este lugar de interés, con un pasado bastante agitado centrándose fundamentalmente en su historia social. Se puede escuchar los cuentos de los barrios perdidos hace mucho tiempo, o viajar en el tiempo mientras vemos imágenes de archivo de los años 40 y 60.

Museo McCord | Montréal


Con apenas un centímetro cuadrado de espacio libre para moverse entre sus pequeñas galerías, es un muse pequeñito pero muy acogedor. El Museo McCord de la historia de Canadá , expone miles de objetos y artefactos, con documentos que ilustran la historia social, cultural y arqueológica del siglo XVIII de Canadá hasta nuestros días.



Ubicado en el parque Buckminster Fuller, se reconoce inmediatamente por la llamativa cúpula geodésica construida para el pabellón estadounidense de la Expo ’67. Este centro sobre el estudio de la naturaleza tiene su propio sistema de energía geotérmica y pantallas interactivas divertidas que involucran al visitante usando bombas manuales y chorros de agua. Las diferentes exposiciones se centran en los ecosistemas urbanos y biotecnologías emergentes. Allí se puede ver un modelo de casa construida usando los principios de diseño sostenible. La galería superior sobre Fuller, y los miradores exteriores, ofrecen espectaculares vistas al río. Hace muy poco tiempo, se estaban realizando renovaciones en el edificio, aunque el museo, aun si os lo encontráis sin terminar, permanecerá abierto durante todo el periodo de tiempo que se mantengan los trabajo de reacondicionamiento.



Un espíritu victoriano sobre el afán del descubrimiento impregna este viejo museo de historia natural, aunque, avisamos a navegantes, no encontraréis nada más espantoso que los animales de peluche de la zona de las tierras Laurentianas. El Museo Redpath alberga una gran variedad de especímenes, incluyendo un esqueleto de dinosaurio y conchas marinas donados de todo el mundo. Lo más destacado del museo se encuentra en la tercera planta, con la magna exposición denominada “Culturas del Mundo”, que incluye momias egipcias, cabezas reducidas y artefactos del antiguo Mediterráneo, las comunidades de África y Asia del Este. El edificio es muy especial.



Esta es una visita obligada para los amantes de la arquitectura. En este centro podemos ver a partes iguales los que es el museo y el instituto de investigación de la arquitectura. El edificio incorpora la Casa Shaughnessy, un tesoro de piedra caliza gris piedra del siglo XIX. Podemos mencionar también aspectos destacados del museo, como son el jardín de invierno y una sala de estar adornada con madera intrincada y una chimenea de piedra. Las salas de exposiciones se centran en notables obras arquitectónicas, tanto de ámbito local como internacional, con un enfoque particular sobre el diseño urbano. El jardín de esculturas del museo se encuentra en un terreno cubierto de hierba con vistas al sur de la ciudad de Montréal. También podréis visitar una librería muy bien surtida.



Este molino de viento de cinco pisos muy bien restaurado fue construido por un comerciante escocés en al año 1816,. Actualmente, una exposición multimedia cubre el interior con sus dos siglos de historia. Es una diversión agradable si estás por aquí visitando los otros sitios en Lachine, con la posibilidad de hacer una gran foto, tipo selfie o lo que quieras.



Dentro de la antigua guarnición británica que se ocupada de un arsenal (donde estaban estacionadas las tropas en el siglo XIX), este museo exhibe, bellamente renovadas, reliquias del pasado de Canadá en su exposición permanente, su Historia y su Memoria. En verano, hay desfiles militares fuera haciendo re-enacments con actores vistiendo uniformes del siglo XVIII. Puedes visitar su página web para ver los detalles. La fortaleza museo se encuentra a 15 minutos a pie de la estación de metro Jean-Drapeau.



El Museo del Ferrocarril de Canadá expone más de 150 vehículos históricos, que van desde las locomotoras, motores de vapor, tranvías viejos de de la ciudad de Montréal a vehículos de pasajeros y hasta máquinas quitanieves. Es ampliamente reconocido como uno de las colecciones más importantes sobre el ferrocarril de Norte América. No es especialmente conocido por montrealers, este museo recibe elogios de los que hacen el viaje a verlo, especialmente las familias, y muchos dicen que es el mejor museo en la zona Montréal. La aerodinámica máquina de vapor “Dominio de Canadá” rompió el récord mundial de velocidad en 1939 al registrar más de 200 km/h, ni más ni menos, y ahí queda eso. Un espectáculo especial es el del famoso Montreals Golden Chariot, un tranvía al aire libre con líneas de asientos adornados con herrajes dorados. Otra buena muestra es el coche de la escuela, un invento canadiense que sirvió a los pueblos unidos por el ferrocarril del norte de Ontario: dos coches de cada tren de enseñanza tenían una cocina, área de experimentos y aula viva con 15 escritorios. Siempre parece pasar algo especial aquí, si el tiempo permite dar paseos de ferrocarril o tranvía en miniatura.

La semana que viene seguiremos con más. Esta zona de Canadá es especialmente importante con relación a su red de museos. Feliz fin de semana.





Fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti


Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

A cultura e o amor devem estar juntos.

Vamos compartilhar.

Um comentário:

  1. Extraordinário, Professor Edison Mariotti!

    Sobretudo nos dias dificíes que vivemos com a construção de MUROS em toda a Europa e a tensa convivencia entre " os poderosos" e os IMIGRANTES e REFUGIADOS.

    ResponderExcluir