Google+ Followers

quarta-feira, 15 de fevereiro de 2017

Tecnología y Seguimiento de Visitantes en los Museos, --- Technology and Visitor Monitoring in Museums

En las últimas cuatro décadas, se han incorporado diversas tecnologías de la información y herramientas de comunicación a las metodologías estándar de investigación de audiencias en los museos, convirtiéndose así en una característica omnipresente del trabajo de campo y el análisis de datos especializados. De hecho, la rutina diaria de la mayoría de los investigadores contemporáneos implicaría invariablemente el uso de bases de datos y hojas de cálculo para administrar y tabular la información. No nos podemos sustraer ya al uso de software especializado para el análisis estadístico cuantitativo y cualitativo.

EVE

Las encuestas basadas en Web 2.0 y los sistemas móviles de registro a partir del uso de los EVE DECs (beacons) para el rastreo, son incorporaciones relativamente recientes a este conjunto de herramientas ampliando nuestra capacidad de conocer audiencias reales y potenciales, para así mejorar la precisión y detalle del mantenimiento de las bases de datos. Hoy en día, una nueva generación de tecnología móvil se está convirtiendo rápidamente en algo asequible, ofreciendo la oportunidad de seguir desarrollando un conjunto de herramientas tecnológicas para la investigación de audiencia especializada. Sus ingredientes principales son la capacidad de capturar automáticamente la ubicación (geo-localización) y otra la emisión de datos desde los dispositivos que usan los visitantes, utilizando esta información para que nosotros posteriormente podamos realizar el análisis a partir de toda una nueva generación de hardware y técnicas de visualización de datos.


La manera más común de detección móvil del público permite la grabación de la ubicación del visitante a intervalos de tiempo específicos. De esta manera, se hace posible el seguimiento de los visitantes a medida que se mueven a través de una exposición o sitio, sin la participación activa de un investigador. Sin embargo, existe una gran variación en las capacidades de las diferentes alternativas tecnológicas para lograr este fin: cuando los visitantes están al aire libre, aquellos que llevan un teléfono inteligente, se les puede localizar usando GPS con unos pocos metros de error sobre su posición real. En interiores, la infraestructura de redes inalámbricas se puede utilizar para lograr el mismo objetivo, utilizando también el teléfono móvil de los visitantes, pero con una precisión mucho mayor (prácticamente no hay error). La ubicación y el tiempo son los atributos de una visita que puede ser grabada con mayor facilidad, pero no es lo único que se puede hacer: la tecnología de detección móvil también puede utilizarse para controlar las actividades en las que están involucrados los visitantes, el ambiente de su entorno inmediato y, en algunos casos, sus respuestas emocionales y cognitivas de su experiencia en el museo.


Por otra parte, una tendencia actual en la tecnología de la información se dirige al enfoque de lo que hemos denominado BYOD (Bring your Own Device- Trae tu propio aparatito-al museo). El BYOD defiende que la TI en general y la tecnología de detección móvil se incorpora cada vez más en dispositivos de consumo, tales como son los teléfonos móviles de los visitantes, y que tales dispositivos pueden emplearse particularmente para el uso de sistemas y aplicaciones ofrecidas por los museos. Por ejemplo, ya no es necesario proporcionar una guía de audio o catálogo electrónico basado en un hardware especial para los visitantes, ya que actualmente un museo puede emplear una aplicación en el propio smartphone del visitante ofreciendo la misma funcionalidad, ampliando así significativamente la disponibilidad de dichas aplicaciones. De hecho, según un estudio de hace casi cinco años de la Encuesta de la Alianza Americana de Museos y la Asociación de Museos en el Reino Unido, determinaba que más de la mitad de la población en los Estados Unidos y Europa Occidental eran usuarios de teléfonos inteligentes (Fusion Research + Analytics). Estos teléfonos inteligentes también se pueden emplear para llevar a cabo la investigación de la audiencia capturando grandes cantidades de datos que son susceptibles de crear una nueva generación de técnicas de análisis, comúnmente denominados análisis Big Data (Barton y Court 2012), que a su vez nos dan pie a generar nuevas ideas sobre los patrones subyacentes de comportamiento.


Por supuesto, la aplicación de estas tecnologías para la investigación de la audiencia tiene sus ventajas y limitaciones, algo conocido a partir de los estudios de casos específicos y en contextos de museos de naturaleza muy diversa, cada uno empleando una tecnología que se adaptaba a sus necesidades y características particulares. Colectivamente, las conclusiones que se sacan de estos estudios sugieren que la detección móvil apoya la adquisición de conjuntos de datos mucho más ricos y detallados relacionados con el visitante del museo.


El uso de estas tecnologías pueden revelar una mayor diversidad de patrones de comportamiento de los visitantes, así como la dinámica cambiante de la visita a través del tiempo en el museo. Esto puede ampliar considerablemente nuestra capacidad para realizar investigaciones de audiencia y repensar la manera en que los museos conceptualizan y entregan su interpretación. Debido a la capacidad de esta tecnología para ser utilizada tanto para proporcionar interpretación como para recolectar datos de localización de visitantes, nos ofrece la capacidad de integrar la investigación de audiencia en el desarrollo de espacios y experiencias y, por lo tanto, nos proporciona el acceso a información que pueda apoyar al aprendizaje sobre el comportamiento del público, para una posterior toma de decisiones en conclusión (a menudo llamado "pensar evaluativamente"). También hay que tener muy en cuenta los desafíos metodológicos, éticos y prácticos que surgen del uso de estas tecnologías en el campo, así como los límites para su aplicación. Al final del camino, somos conscientes de que la tecnología es sólo facilitadora y que, en muchos casos, tales herramientas pueden ser una de las varias alternativas disponibles para los investigadores que deben tomar decisiones sustituyendo la investigación a partir de la formulación de preguntas específicas a diferentes perfiles de visitante.


La ubicación es la modalidad de detección más común disponible en una variedad de dispositivos móviles de consumo. En particular, los teléfonos inteligentes suelen integrar múltiples tecnologías de detección de geo-localización. La información de ubicación puede ser absoluta, es decir, se informa con referencia a un sistema de coordenadas global, por ejemplo, coordenadas de latitud y longitud. O puede ser relativa, con la detección conectando puntos de referencia específicos, por ejemplo, "veinte metros al sur de la entrada del museo". Se puede expresar de forma numérica, por ejemplo, 51 grados norte - 0,19 grados oeste, o simbólicamente por ejemplo, "en la puerta de entrada del museo". Cada sistema de detección de localización también se caracteriza por su precisión: la precisión se refiere a la distancia entre la posición reflejada y la ubicación real del visitante donde se realiza el cálculo, o bien el error en el cálculo de esta estimación, por ejemplo, a cinco metros de desfase de la posición real. La precisión se refiere al porcentaje de tiempo que tenemos que esperar para lograr esta precisión, por ejemplo, el 98 por ciento del tiempo logramos una ubicación con un desfase mínimo de desvío.


El sistema de detección de localización más común en uso actualmente es el Sistema de Posicionamiento Global, comúnmente conocido como GPS (Lamarca y de Lara 2008). El GPS ha estado en funcionamiento desde finales de los años setenta y consiste en una constelación de satélites, que transmiten regularmente señales que envían información de identificación y tiempo. Los receptores GPS estiman su posición a través de un proceso llamado triangulación, combinando mediciones de distancia y tiempo de diferentes satélites que se utilizan como puntos de referencia. Los receptores realizan estos cálculos independientemente y no necesitan comunicarse de nuevo con los satélites o cualquier otra infraestructura de comunicaciones. Estos dispositivos se han vuelto comunes en los teléfonos inteligentes y otros productos electrónicos de consumo debido a su bajo costo y su embalaje compacto, por ejemplo, un chip receptor típico mediría sólo unos pocos centímetros cuadrados y costaría unos pocos euros.


La exactitud del GPS depende de un gran número de factores ambientales y técnicos, tales como la "visibilidad" de los satélites (cuanto más satélites se usan mayor precisión obtendremos). La calidad del chip receptor también es importante, así como las condiciones atmosféricas y la actividad del sol. Por lo tanto, es difícil proporcionar una cifra para estos atributos que pueda ser válida en todas las circunstancias posibles. Dicho esto, cuando se utiliza un típico receptor de teléfono inteligente en Europa, uno puede esperar unos metros de desfase en la precisión la mayoría de las veces, cuando el móvil se utiliza en espacios abiertos. El acceso a sistemas de satélites suplementarios puede mejorar aún más el rendimiento, por ejemplo, los receptores que aumentan el GPS a través del sistema WAAS en el Reino Unido pueden mejorar su precisión a aproximadamente un metro con más del 99 por ciento de precisión.

En siguientes entradas os explicaremos más características relacionadas con estas tecnologías.



Foto principal y para redes sociales: Kyle Bean





fonte: @edisonmariotti #edisonmariotti


Cultura e conhecimento são ingredientes essenciais para a sociedade.

Cultura não é o que entra pelos olhos e ouvidos,

mas o que modifica o jeito de olhar e ouvir. 

A cultura e o amor devem estar juntos.

Vamos compartilhar.

Culture is not what enters the eyes and ears, 

but what modifies the way of looking and hearing.






--in via tradutor do google
Technology and Visitor Monitoring in Museums

In the last four decades, various information technologies and communication tools have been incorporated into standard museum research methodologies, making it a ubiquitous feature of field work and specialized data analysis. In fact, the daily routine of most contemporary researchers would invariably involve the use of databases and spreadsheets to manage and tabulate information. We can no longer escape the use of specialized software for quantitative and qualitative statistical analysis.


E1f439cf8c375b3e3a2af30ab8202c5dEVE


Web 2.0-based surveys and mobile registration systems based on the use of EVE DECs (crawling) are relatively recent additions to this toolkit, expanding our ability to meet real and potential audiences, in order to improve the Accuracy and detail of database maintenance. Today, a new generation of mobile technology is quickly becoming affordable, offering the opportunity to further develop a set of technology tools for specialized audience research. Its main ingredients are the ability to automatically capture the location (geo-location) and another to send data from the devices that visitors use, using this information so that we can later carry out the analysis from a whole new generation of hardware And data visualization techniques.


3d57d872a0e5f75e9f9b69c2b9500817Urban Pause


The most common way of mobile audience detection allows recording of the visitor's location at specific time intervals. In this way, it becomes possible to follow the visitors as they move through an exhibition or site, without the active participation of an investigator. However, there is a great variation in the capabilities of different technological alternatives to achieve this: when visitors are outdoors, those who carry a smartphone, can be located using GPS with a few meters of error about their position real. Indoors, the wireless network infrastructure can be used to achieve the same goal, also using the visitors mobile phone, but with much greater accuracy (there is virtually no error). Location and time are the attributes of a visit that can be recorded more easily, but it is not the only thing that can be done: mobile detection technology can also be used to control the activities in which visitors are involved, the Environment of their immediate environment and, in some cases, their emotional and cognitive responses to their experience in the museum.


0fd705ad85a85ab0923a1b8dd438505dSmashfreakz


On the other hand, a current trend in information technology is directed to the approach of what we have called BYOD (Bring your Own Device - bring your own aparatito-to the museum). BYOD argues that IT in general and mobile detection technology are increasingly being incorporated into consumer devices, such as the visitors' mobile phones, and that such devices can be used particularly for the use of systems and applications offered by the museums. For example, it is no longer necessary to provide an audio guide or electronic catalog based on special hardware for visitors, since a museum can now use an application on the visitor's own smartphone offering the same functionality, thus significantly increasing the availability of Applications. In fact, according to a study done nearly five years ago by the American Alliance of Museums Survey and the Association of Museums in the United Kingdom, it found that more than half the population in the United States and Western Europe were telephone users (Fusion Research + Analytics). These smartphones can also be used to conduct audience research by capturing large amounts of data that are likely to create a new generation of analytical techniques, commonly called Big Data analysis (Barton and Court 2012), which in turn Give us the opportunity to generate new ideas about the underlying patterns of behavior.


30b62feb7288b3a6e6ab21966d579306Virgin Mobile


Of course, the application of these technologies for the investigation of the audience has its advantages and limitations, something known from the specific case studies and in contexts of museums of very diverse nature, each employing a technology that adapted to its Needs and particular characteristics. Collectively, the conclusions drawn from these studies suggest that mobile detection supports the acquisition of much richer and more detailed datasets related to the museum visitor.


Nenad Milosevic


The use of these technologies can reveal a greater diversity of patterns of behavior of the visitors, as well as the changing dynamics of the visit through the time in the museum. This can greatly expand our ability to conduct audience research and rethink the way museums conceptualize and deliver their interpretation. Due to the ability of this technology to be used both to provide interpretation and to collect visitor location data, it offers us the ability to integrate audience research into the development of spaces and experiences and, therefore, provides us with access To information that can support learning about the behavior of the public, for subsequent decision-making in conclusion (often called "evaluative thinking"). The methodological, ethical and practical challenges that arise from the use of these technologies in the field, as well as the limits to their application, must also be taken into account. At the end of the road, we are aware that technology is only facilitating and that, in many cases, such tools may be one of several alternatives available to researchers who must make decisions by substituting research by formulating specific questions Different visitor profiles.




Q-pot


Location is the most common detection mode available on a variety of mobile consumer devices. In particular, smartphones typically integrate multiple geo-location detection technologies. The location information can be absolute, that is, reported with reference to a global coordinate system, for example, latitude and longitude coordinates. Or it can be relative, with detection connecting specific reference points, for example, "twenty meters south of the entrance of the museum". It can be expressed in numerical form, for example, 51 degrees north - 0.19 degrees west, or symbolically for example, "at the entrance door of the museum". Each location detection system is also characterized by its accuracy: precision refers to the distance between the reflected position and the actual location of the visitor where the calculation is performed or the error in the calculation of this estimate, To five meters of offset of the real position. Precision refers to the percentage of time we have to wait to achieve this precision, for example, 98 percent of the time we achieve a location with a minimum offset offset.




Dave Ruiz


The most common localization detection system in use today is the Global Positioning System, commonly known as GPS (Lamarca and de Lara 2008). GPS has been in operation since the late 1970s and consists of a constellation of satellites, which regularly transmit signals that send identification information and time. GPS receivers estimate their position through a process called triangulation, combining distance and time measurements of different satellites that are used as reference points. Receivers perform these calculations independently and do not need to communicate again with satellites or any other communications infrastructure. These devices have become commonplace in smartphones and other consumer electronics due to its low cost and compact packaging, for example a typical receiver chip would measure only a few square centimeters and would cost a few euros.


Marius Roosendaal


The accuracy of GPS depends on a large number of environmental and technical factors, such as the "visibility" of satellites (the more satellites are used the more accurately we will obtain). The quality of the receiver chip is also important, as well as the atmospheric conditions and the activity of the sun. Therefore, it is difficult to provide a figure for these attributes that can be valid in all possible circumstances. That being said, when using a typical smart phone receiver in Europe, one can expect a few meters of lag in accuracy most of the time, when the mobile is used in open spaces. Access to supplementary satellite systems can further improve performance, for example, receivers that augment GPS through the WAAS system in the UK can improve their accuracy to about one meter with more than 99 percent accuracy.


In subsequent entries we will explain more characteristics related to these technologies.


Yatzer


Main Photo and Social Networking: Kyle Bean

Nenhum comentário:

Postar um comentário